La ciudad
Jueves 28 de Julio de 2016

Unos 150 médicos realizarán hoy tests de detección de hepatitis

Será en el marco del Día Mundial de Lucha contra esa enfermedad. Se estima que sólo el 10 por ciento de los portadores conoce su condición

Con campañas de detección y vacunación en la plaza Pringles y en los seis distritos de la ciudad, Rosario conmemorará hoy el Día Mundial contra la Hepatitis. La fecha fue establecida por la Organización Mundial de la Salud para concientizar sobre la importancia del tratamiento temprano de las hepatitis virales. En el país, se estima que sólo el diez por ciento de los portadores conoce su condición. Para insistir sobre la importancia del diagnóstico temprano, el Grupo Hepatitis Rosario se puso al frente de la campaña, que se desarrollará hoy y sumará el trabajo de unos 150 médicos.

Entre las 10 y las 14, en la plaza Pringles se montarán stands de vacunación contra la hepatitis B y puestos para la detección de hepatitis C; en los centros municipales de distrito se realizarán análisis de detección del virus y, además, en ambos lugares se podrá acceder a información "especializada y muy clara" sobre estas enfermedades.

La celebración del Día Mundial contra la Hepatitis tiene por objeto fomentar la toma de conciencia sobre las hepatitis virales y las enfermedades que causan. Las hepatitis virales son un grupo de virus que producen la inflamación del hígado e infecciones agudas o crónicas. Los más frecuentes son los virus de hepatitis A, B y C.

Estadísticas. De acuerdo a datos del Ministerio de Salud de la Nación, en el país se calcula que alrededor del dos por ciento de la población (aproximadamente 800 mil personas) pudo haber estado en contacto con el virus de las hepatitis B o C.

"Son cifras estimadas, ya que al tratarse de enfermedades silentes no se hace un diagnóstico precoz. Actualmente se dice que sólo el diez por ciento conoce que es portador de la enfermedad", advirtió Hubo Tanno, director de la carrera de Gastroenterología de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNR.

Por eso, consideró fundamental trabajar en prevención, ya que se trata de enfermedades que tienen tratamiento y pueden curarse.

Por los tratamientos. Edith Michelotti está al frente de Hepatitis Rosario. Formó el grupo en 2005, después de que le diagnosticaran hepatitis C. Entonces, dijo, aprendió que "las hepatitis estaban inmersas en dos tremendos silencios: el de la propia enfermedad que puede estar 30 o 40 años sin dar síntomas y el silencio gubernamental, que no desarrolla políticas de salud adecuadas".

Por eso, "después de haberlo vivido en carne propia, formamos un grupo para trabajar en la divulgación, concientización y para facilitar el acceso a los tratamientos", apuntó la mujer de 75 años, una de las primeras rosarinas en acceder a los antivirales de última generación que los médicos prescriben durante 12 semanas.

"Afortunadamente, ahora podemos decir que todas las hepatitis tienen cura", destacó Michelotti, aunque advirtió que no siempre las obras sociales aceptan cubrir la medicación.

En enero pasado, el gobierno nacional autorizó los tratamientos para 1.157 enfermos excesivamente graves que podrán acceder gratuitamente en los hospitales públicos. Las obras sociales están obligados a cubrirlos, pero como son drogas que tienen un alto costo, algunas acceden recién después de intimaciones judiciales.

"Son tratamientos que han despertado una esperanza real en la gente. Por esto es importante que las personas sepan si tienen la enfermedad, porque si tienen hepatitis C pueden curarse, y si tienen la B existen tratamientos que permiten vivir tranquilamente con la enfermedad", destacó Michelotti y concluyó que "lo único que falta es que la gente tome conciencia".

Comentarios