El Mundo
Viernes 19 de Agosto de 2016

Uno de los enfrentamientos bélicos más devastadores de los últimos tiempos

La muerte y sufrimiento diarios en Alepo no tienen fin. Para el Comité Internacional de la Cruz Roja, la batalla por la urbe es uno de los conflictos más devastadores de los últimos tiempos.

La muerte y sufrimiento diarios en Alepo no tienen fin. Para el Comité Internacional de la Cruz Roja, la batalla por la urbe es uno de los conflictos más devastadores de los últimos tiempos.

¿Cómo es la situación militar en Alepo? La ciudad está dividida desde hace tiempo: los opositores al régimen controlan la zona este, los seguidores del gobierno sirio la oeste. Las tropas leales al régimen pudieron aislar en julio, tras largos combates, las zonas rebeldes de Alepo del mundo exterior, un duro revés para la oposición. A principios de agosto, los rebeldes lograron liberar una nueva ruta de suministro que lleva al sur de la ciudad. A través de ella llegan alimentos y combustibles.

¿Por qué Alepo es tan disputada desde hace años? El alguna vez importante centro comercial es, junto con Damasco, la ciudad más grande de Siria, por lo que es de gran importancia estratégica y simbólica. Si los seguidores del presidente Bashar Assad toman la ciudad, controlarán con Alepo Damasco, Hama, Homs y Latakia, todas las grandes ciudades del país, y con ellas la mayor parte de la población. En ese caso, el régimen lograría desplazar la guerra civil a zonas rurales. Si bien esto no pondría fin al conflicto, el poder de Assad ya no estaría seriamente en peligro.

¿Cómo es la situación humanitaria? Sobre todo en los territorios rebeldes en el este de la ciudad, la situación es dramática. Grandes áreas están completamente destruidas como consecuencia de los ataques aéreos casi diarios del régimen y de la fuerza aérea rusa. Ya no hay vida normal en la ciudad, cuenta Yud al Jataib, reportero de la radio opositora local Hara FM. Por temor a los bombardeos, la gente trata de no salir a la calle ni a los mercados. Organizaciones humanitarias hablan de una falta aguda de agua potable y alimentos. Ya casi sólo hay electricidad gracias a generadores. Sin embargo, la situación mejoró un poco desde que los opositores lograron liberar un corredor para abastecer a la ciudad. En los últimos días volvió a haber frutas y verduras en los mercados. También faltan agua potable y electricidad en las zonas en manos del gobierno en el oeste.

¿Cuán mala es la atención médica? En las clínicas del este de la ciudad se vive una situación dramática. Hay muertos y heridos casi todos los días debido a los ataques. Mohamed, un enfermero de 29 años de un hospital, cuenta que quedan allí ya sólo 11 médicos. Por día llegan hasta 250 pacientes. Sin embargo, sólo quedan 25 camas. También hay una aguda falta de medicinas y material médico. "Lo peor es ver sufrir a un paciente y no poder ayudarle", se queja el enfermero.

¿Quiénes luchan en y alrededor de Alepo? De lado rebelde se imponen cada vez más las milicias radicales. Entre ellas está la extremista Jabhat Fatah al Sham, antes llamada Frente al Nusra, una antigua filial de Al Qaeda. También es influyente la milicia Ahrar al Sham, a la que con frecuencia se compara con los talibanes afganos. Del lado del régimen, el ejército, agotado, pierde importancia. En lugar de ello, muchos indicios señalan que tienen el mando milicias shiítas del exterior, sobre todo combatientes de Irán y del Hezbolá libanés.

¿Se vislumbra una solución? Detrás de bambalinas, Rusia, como aliada de Assad, y Estados Unidos, que apoya a los rebeldes, negocian una solución y una reanudación de las conversaciones de paz en Ginebra. Por ahora no se vislumbra que haya un acuerdo. En el pasado fracasaron altos el fuego para Alepo y otros territorios de Siria.

Jan Kuhlmann / DPA

Comentarios