La ciudad
Lunes 23 de Mayo de 2016

Universitarios estafados en Europa

Los estudiantes contrataron el inmueble en Madrid a través de una web de alquileres temporarios y pagaron el depósito en un banco.

Un grupo de estudiantes universitarios que pretenden hacer una pasantía de dos meses en Europa a mitad de año fueron estafados por la persona a la que pretendían alquilarle un departamento en Madrid. Así lo aseguraron las supuestas víctimas a sus abogados. Los estudiantes, que dieron con el inmueble a través de una página web radicada en otro país, dijeron haber pagado la suma de 3 mil euros por el bimestre a través de un banco europeo. Pero el supuesto propietario no volvió a aparecer y el inmueble no existe.

De acuerdo con los abogados Alejandrina Raduán, Marcelo Trucco y María Emilia Figueroa, a principios de mayo, seis estudiantes a punto de recibirse comenzaron a buscar un departamento en Madrid. El objetivo era viajar a la capital española para hacer una pasantía.

El alojamiento lo encontraron a través de una conocida web de alquileres temporarios. A través de ese sitio contactaron al supuesto dueño del departamento.

Según dijeron a sus representantes legales, los estudiantes se pusieron en contacto con el supuesto propietario a través de una dirección de correo electrónico que figuraba en la web y, tras intercambiar algunos mails, consensuaron que el pago iba a realizarse completo y por adelantado a través de una transferencia bancaria a una cuenta en un banco europeo. Los jóvenes cumplieron con su parte del acuerdo y nunca más tuvieron noticias de su interlocutor. "Resultó que el supuesto departamento y su dueño no eran reales. Fue una estafa", dijo Raduán.

Un par de semanas después de concretada la maniobra, decidieron tomar acciones legales y para eso se contactaron con los abogados. Pero esas acciones aún no fueron iniciadas, puesto que deben resolver en qué país las radican. "Hay que hacer una presentación a nivel internacional. En cuanto a lo jurídico, la cuestión es por un lado penal y por el otro civil. Penal frente a un delito de estafa. Hay que ver dónde se terminó de consumar el delito. Determinar en qué país está radicada la cuenta a la que transfirieron el dinero y de dónde es el dominio de la página que ofrecía el alquiles. En lo civil nos encontramos frente a un daño moral y por otro a la posibilidad de que les devuelvan la plata que les sacaron", detalló.

Además, los letrados hicieron hincapié en la legislación existente sobre el derecho informático. "Estamos viendo que este departamento está siendo ofrecido en otros sitios similares. Hay que ver qué responsabilidad tienen. No todas las web cometen acción de fraude. Lo importante es evaluar a sitios que suelen promocionar estos inmuebles sin tomar los recaudos mínimos que aseguren la legalidad de la oferta que se hace", dijo Figueroa.

Comentarios