Edición Impresa
Domingo 02 de Agosto de 2015

Una tradición urbana

En las tardes apacibles, bajo el solcito de invierno, se los puede ver dando rienda suelta a su pasión. Bochas en mano, afinan la puntería.

En las tardes apacibles, bajo el solcito de invierno, se los puede ver dando rienda suelta a su pasión. Bochas en mano, afinan la puntería. La canchita del parque Urquiza hace rato que se ha vuelto un lugar de encuentro y la eterna competencia no es más que una excusa para la conversación distendida, el chiste ocasional y el afecto cotidiano. Nada mejor que la fraternidad en una ciudad que se torna cada vez más dura y vertiginosa.

Comentarios