Información Gral
Sábado 25 de Junio de 2016

Una tormenta dejó al menos 20 muertos en el este de Estados Unidos

Las inundaciones arrastraron vehículos y voltearon viviendas. Algunas personas fueron rescatadas de los techos de sus casas.

Devastadoras inundaciones en el estado de Virginia Occidental (West Virginia) dejaron al menos 20 víctimas fatales, informó ayer el gobernador Earl Ray Tomblin. Tomblin dijo que la devastación es generalizada y que las misiones de búsqueda y rescate siguen siendo la máxima prioridad.

   El sistema de tormentas, que se manifestó violentamente desde el jueves hasta ayer dejó caer unos 23 centímetros de agua en partes de ese Estado del centro este de Estados Unidos.

Algunas regiones del estado montañoso en los Apalaches se encuentran totalmente aisladas. Carreteras, vías del tren y puentes quedaron destruidos.

Decenas de miles de usuarios permanecen sin electricidad. Mientras tanto, unas 500 personas seguían anoche atrapadas desde en un centro comercial en Elkview, porque un puente de acceso a la localidad fue destruido por la subida del agua, reportó la emisora ABC. Las fuerzas de rescate ayudaron a algunos de ellos a salir de la zona mediante una ruta alternativa..

   Otras decenas de personas tuvieron que ser rescatadas de techos mientras el nivel del agua subía rápidamente.

   Entre los fallecidos están un niño de 8 años y otro de 4, al ser arrastrados en condados diferentes, dijeron las autoridades. Se esperaba que el número de muertes aumentara, dijo el jefe policial del condado Greenbrier, Jan Cahill, cuyo condado parecía ser el más afectado.

   Las lluvias dejaron casas y vehículos sumergidos por agua sucia y destrozaron las calles.

   En algunas zonas las inundaciones "son probablemente las peores que hemos tenido en 100 años", dijo Chris Stadelman, vocero de la gobernación.

   Entre los condados más afectados, explicó, están los de Greenbrier, Nicholas, Fayette, Kanawha y Webster.

   Una zona en los límites entre West Virginia y Virginia recibió al menos 23 centímetros de lluvia y otras partes del estado tenían entre 7,5 y 13 centímetros, dijo John Sikora, hidrólogo del Servicio Meteorológico Nacional. Aunque la mayoría de lluvia había amainado ayer, aún había tormentas, lluvias dispersas y alertas de inundación de ríos.

   Tomblin declaró un estado de emergencia el jueves que abarca a 44 condados del estado. Ayer emitió un comunicado informando que el Centro de Operaciones de Emergencia estuvo abierto toda la noche y que sigue coordinando con funcionarios locales.

   "He autorizado el despliegue de unos 150 efectivos de la Guardia Nacional de West Virginia para que asistan a las cuadrillas de rescate locales, mientras hoy seguimos evaluando la situación", dijo el gobernador.


Comentarios