Información Gral
Lunes 19 de Septiembre de 2016

Una terapia de luz ayuda al hombre a recuperar libido

Los hombres que hayan perdido el apetito sexual pueden recuperarlo si se exponen a luz intensa, según un estudio italiano publicado ayer

Los hombres que han perdido el apetito sexual podrían recuperar la libido si se exponen a luz intensa, según un estudio italiano publicado ayer por el European College of Neuropsychopharmacology (Ecnp).

Científicos de la Universidad de Siena hicieron un experimento con 38 hombres con escaso apetito sexual. A algunos los sometieron a una terapia de sesiones de 30 minutos de luz intensa artificial a primera hora de la mañana. El resto, que formaron el grupo de control, utilizaron unas "cajas de luz" ("light box") más oscuras.

Dos semanas después, el nivel de satisfacción sexual media entre el primer grupo pasó de 2 a 6,3 sobre 10 y sus niveles de testosterona subieron de 2,1 a 3,6 nanogramos por milímetro, explica el Ecnp en un comunicado. Los pacientes del grupo de control no expermientaron mejoras significativas.

Terapia luminosa. "La terapia de luminosa ha sido utilizada con éxito en el pasado para tratar algunas formas de depresión y este estudio sugiere que también podría funcionar para tratar los bajos niveles de deseo sexual en hombres", explicó Eduard Vieta, jefe del Servicio de Psiquiatría y Psicología del Hospital Universitario Clínico de Barcelona y miembro del Ecnp.

Según el líder de la investigación italiana, el profesor Andrea Fagiolini, ya se sabía que las tasas de concepción bajan significativamente en el norte de Europa durante los meses de invierno y se recuperan en junio. "El uso de cajas de luz realmente imita lo que hace la naturaleza", comentó.

"En la actualidad, la falta de apentencia sexual masculina se trata con inyecciones de testosterona, antidepresivos y otros medicamentos. Será necesario realizar estudios más amplios antes de que se pueda confirmar la efectividad de la terapia de luz", explicó Fagiolini.

Según el médico italiano, que encabeza el Departamento de Salud Mental de la Universidad de Siena, "no podrían utilizar un posible tratamiento con luz los pacientes que tengan problemas en los ojos o que tomen medicamentos que incrementen la sensibilidad a la luz, como antibióticos o antidepresivos".

Comentarios