La ciudad
Domingo 15 de Mayo de 2016

Una situación que se repite en otras partes

El exceso de peso de sus efectivos no es solo un problema para la policía santafesina.

El exceso de peso de sus efectivos no es solo un problema para la policía santafesina. El año pasado se conoció un informe sobre la Metropolitana que indicaba que sólo un 17 por ciento de los oficiales e inspectores varones tenía una condición de peso normal. Otra investigación realizada sobre agentes de la Policía Federal mostró resultados similares: el 80 por ciento presentaba problemas de sobrepeso.

El estado de salud de los policías de la ciudad de Buenos Aires fue objeto de estudio de la auditoría porteña. A mediados del año pasado se conoció un trabajo de 2012 que indagaba sobre los recursos humanos de la Metropolitana. Se evaluaron unos 2.700 oficiales, oficiales mayores, inspectores e inspectores mayores y tan sólo un 17 por ciento de los varones mostró una condición de peso normal, mientras que en un 47 por ciento de los uniformados se registró sobrepeso y en un 35 por ciento distintos grados de obesidad.

Durante 2014, el Ministerio de Seguridad de la Nación puso en marcha un programa para que grupos de médicos, nutricionistas, odontólogos y oculistas fueran a las comisarías de la Ciudad de Buenos Aires para hacer evaluaciones periódicas y promover hábitos saludables como bajar de peso, dejar y fumar y mantener a raya la presión, el colesterol y la glucemia. La iniciativa buscaba revertir los resultados de los seguimientos médicos internos que indicaban que el 80 por ciento de los efectivos de la Policía Federal estaban por encima del peso normal.

Comentarios