La ciudad
Viernes 12 de Agosto de 2016

Una sexóloga rosarina afirmó que "revisar el teléfono de la pareja es una invasión de la privacidad"

La sexóloga Mariela Weppler dijo que "todos los actos son humanos son actos privados". Y expresó su desacuerdo con el fallo judicial italiano.

La sexóloga rosarina Mariela Weppler especialista en terapia de pareja criticó el fallo de la Justicia italiana que considera "lícito" revisar el teléfono celular del cónyugue. Y afirmó que "todos los actos son humanos son actos privados, no estoy para nada de acuerdo con esta decisión judicial".
En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho explicó que "no hay pruebas científicas del amor del otro, y es algo que no se puede probar, quiere decir que si buscamos por algún temor llevados por gestos o acciones que generan inseguridad entonces hay que hablar sobre eso, pero bajo ningún punto de vista tomar la privacidad del otro como excusa".
En tanto aseguró que revisar celular es una práctica recurrente en las parejas. "Es algo que pasa frecuentemente y significa vulnerar la privacidad del otro, no respetar sus derechos, incluso también pasa entre los padres y los hijos adolescentes, ya por una cuestión de seguridad, pero hay que apostar al diálogo no al espionaje".
"Si se apela al espionaje se pierde la posibilidad del diálogo y así se resiente el vínculo", insistió.
En tanto indicó que no es necesario develar todos los secretos. "Hay cosas que se pueden compartir con la pareja y cosas que no, eso no significa que no haya amor. Hay que respetar si alguien no quiere compartir cuestiones de la privacidad. En la pareja las cosas se están renegociando todo el tiempo", recordó.
Además Weppler explicó que estar todo el día con el celular es parte de cultura actual. "Es una costumbre de la sociedad en la que vivimos, pero no es sinónimo de infidelidad. Las tecnologías han ganado un terreno impresionante, estamos todo el tiempo bombardeados de información".
"Sucede que en muchas cosas a veces esto funciona como eclosión, y hay otras señales de que la pareja no está funcionando, como falta de deseo sexual, un trato agresivo, desinterés, entonces puede que llegue la separación", analizó.

Comentarios