Edición Impresa
Sábado 22 de Diciembre de 2012

Una selección de los mejores libros infantiles para leer en vacaciones

Es una nómina de once textos que preparó la Biblioteca Popular Cachilo a pedido de la Biblioteca Nacional de Francia

¿Qué leer en vacaciones? ¿Qué libros regalar a los chicos? La Biblioteca Popular Cachilo de Rosario (Virasoro al 5500) preparó una selección de los 11 mejores libros álbum argentinos para una encuesta de la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecas, textos que configuran una buena guía a la hora de buscar qué leer en bibliotecas o comprar en librerías.

Según recuerda la coordinadora de la Cachilo, Claudia Martínez, el listado de estos buenos textos se confeccionó a pedido de la Biblioteca Nacional de Francia y del Centro de Literatura por la Juventud del mismo país. Esa nómina de obras forman , junto a otras, una publicación impresa para distribuir en congresos y exposiciones internacionales que reúnen a las bibliotecas. "En realidad nos habían pedido los 10 mejores textos, pero no pudimos resistirnos a incluir también uno más de María Teresa Andruetto", cuenta Martínez. A continuación los títulos y una breve reseña de los libros elegidos por la Biblioteca Popular Cachilo:

"Uno y otro" de María Wernicke (autora e ilustradora) / Ediciones Calibroscopio / Con personajes como Uno, Otro y Nadie y con la habilidad para jugar con los colores y las sensaciones que ellos transmiten, este libro nos pregunta quiénes somos y nos muestra que no siempre somos los mismos. En Uno y Otro, como en la vida misma, la verdad es relativa, no hay una verdad en singular, sino verdades en plural, todo depende de quién la diga, cuándo y dónde, para lo cual es importante tener los oídos —y los ojos? dispuestos a escucharlas —y a verlas—. Elogia la diversidad, y el derecho a ser distintos. Nos invita a volar, pero también a detenernos y mirarnos al espejo.

"Mateo y su gato rojo" de Silvina Rocha (autora) y Lucía Mancilla Prieto (ilustradora) / Ediciones del Naranjo / Dentro del cuaderno de Mateo, como dentro de la cabeza de cualquier niño, suceden muchas cosas, sorpresas, sueños, deseos, preocupaciones, tristezas; surgen personajes y se viven historias, como la de un gato, un ratón y una sonrisa que se pierde. Con ilustraciones que utilizan sólo el blanco, el negro y el rojo y con un texto sencillo y cercano, nos encontramos con un libro que nos hace sentir, imaginar, identificarnos y pensar en el otro y en lo que éste necesita para estar bien.

"Tuk es Tuk" de Claudia Legnazzi (autora e ilustradora) / Ediciones del Eclipse / Tuk habita un mundo variado, con leyes propias, lleno de personajes y objetos extraños. ¿Pero quién es Tuk? ¿Una persona? ¿Un animal? La autora e ilustradora, una de las más reconocidas artistas para niños en Argentina, nos brinda una historia más allá del cuerpo formal del libro, nos la cuenta tanto a través de lo textual como de lo para textual. Las palabras adoptan formas y, junto con la ilustración y el libro en su conjunto, nos muestra la importancia y la riqueza de ser diversos, y nos recuerda que así como Tuk es Tuk, cada lector es único e irrepetible.

"La hormiga que canta" de Laura Devetach (autora) y Juan Lima (ilustrador) / Ediciones del Eclipse / Las hormigas juegan, cantan, nos van dejando un camino de versos y hojas. Chimichurri, chimichurri, chimichurri despacito rítmicamente, como el caminar de las hormigas, se van juntando las palabras con que la autora compone estos poema. Mientras, el ilustrador juega con los negros, verdes y ocres en una danza de hormigas y hojas. En este libro, las hormigas de Juan y Laura nos van cantando mientras traen y llevan hojas y versos, ¿en qué hoja, de qué rama, de qué planta, lo armaran?

"Caperucita Roja (tal como se la contaron a Jorge)" de Luis Pescetti (autor) y O' Kif (ilustrador) / Alfaguara Infantil / Mientras la mamá no está, el papá le cuenta a Jorge la historia de Caperucita Roja en una versión muy correcta. Sin embargo, la imaginación del niño, convierte al personaje en otro muy diferente: de una Caperucita obediente a una niña segura, que atraviesa el bosque sin miedo y un padre superhéroe y mediático que firman autógrafos; hasta un niño dispuesto a comerse al lobo. Lo interesante es que esta disputa de imaginarios se juega en las ilustraciones. Un libro para contar Caperucita en nuestros tiempos, con ojos de niño. Un clásico con una vuelta de tuerca. Leerlo nos plantea un desafío como participes privilegiados para devorar, reír y servirnos en bandeja.

"¿Has visto?" de Istvansch (autor) y O'Kif (ilustrador) / Ediciones Del Eclipse / Cuando veas una hoja de color, no dudes en mirarla atentamente, puede que esa superficie —pareja y en apariencia vacía— salga un mundo inmenso a descubrir. "¿Has visto?". Un libro para mirar no solo con los ojos, para imaginar, descubrir los colores, jugar con ellos y perderse en el paisaje.

"Nariz de higo" de Roberta Iannamico (autora) y Bianki (ilustrador) / Pequeño Editor / Un libro poético dedicado al juego infantil que guardamos en la memoria, cuando algún tío, abuelo o padre solía "sacar la nariz" con sus dedos pulgares. Ver a la nariz bailar por el borde de las cosas, junto a objetos juguetones es una forma de recordar la poesía escondida en pequeños gestos familiares. El despliegue visual potencia lo verbal, los versos danzan lúdicamente en un mundo familiar al compás hojitas, hormigas, papeles de caramelo, cucharitas de helado, vaquitas de San Antonio y papeles recortados.La pregunta que nos queda es: ¿Retornará a su lugar entre tus ojos?, ¿o quedará para siempre en poder de tu tío?

"La Caperucita Roja" de Leticia Gotlibowski (ilustradora) / Ediciones Del Eclipse / Este texto original de Perrault se recrea con una vanguardista ilustración que "reescribe" la historia dándole un giro sorprendente, a través de alusiones a personajes históricos, cuadros y lugares emblemáticos de París y un toque de actualidad. Una ambigua niña, acosada por un lobo multívoco, volverá a escurrirse una y otra vez por entre los árboles de un verdadero bosque de símbolos. Por un lado la moraleja del autor y por otro la guillotina de la revolución. Libro fascinante, que devela en cada lectura, elementos antes no vistos y renueva a partir de ellos, una nueva versión del cuento tradicional.

"La durmiente" de María Teresa Andruetto (autora) y Istvansch (ilustrador) / Alfaguara Infantil / Esta obra mantiene la esencia del cuento de hadas, pero plantea un dilema con temáticas contemporáneas (la pobreza, el dolor, la necesidad, la lucha de género) con una profunda sensibilidad social. La historia de la princesa que participa originalmente de un proceso político, narrada con un ritmo singular y poético se expande ante un entramado iconográfico de fotos, pinturas, recortes y dibujos. Sin renunciamientos estéticos plantea "despertar" a una reflexión ética, para pensarnos en este mundo.

"El árbol de lilas" de María Teresa Andruetto (autora) y Liliana Menéndez (ilustradora) / Comunicarte Editorial / ¿Cuento o poesía? Una historia de amor, de búsqueda y de espera a la sombra de un árbol que estaba lejos para tocarnos cerca. Una parábola del viaje en busca de lo que queremos. Un relato de estructura circular, que se fragmenta en silencios que sólo pueden ser llenados por el lector. Las ilustraciones por momentos se abren al juego con la ambigüedad y dan lugar a los sentidos más allá de lo que dicen las palabras manteniendo un delicado hilo de conexión con el texto. Un libro exquisito, sugerente, que habla del abrigo, de la serenidad Y del hallazgo de la felicidad.

"El incendio" de María Teresa Andruetto (autora) y Gabriela Burin (ilustradora) / Ediciones del eclipse / Una fábula trágica de estilo grotesco. Un payaso sale a informar a los espectadores, que se está incendiando el teatro. Ellos ríen indiferentes y aplauden creyendo que se trata de una escena más del espectáculo. La ambigüedad del lenguaje está presente en el incendio, que puede ser un espectáculo, pero también una metáfora acerca de la fuerza demoledora del arte. La voz y la figura del payaso afrontan el peligro de ser incomprendido por su audiencia. Una ilustración bicolor, que va de la inocente sencillez a la más abrumadora densidad, en un juego de inversiones de imágenes y palabras que parecen bailar llameantes. Un libro elegante y audaz; sobrio y rimbombante, incendiando nuestros ojos apenas lo abrimos.

Comentarios