Ovación
Martes 01 de Noviembre de 2016

Una relación muy cercana con el gol

Cuando se hace referencia al aporte futbolístico y de goles de Marco Ruben se cae, inexorablemente, en el período vivido desde su retorno, que fue a todas luces. Desde el momento en que se calzó nuevamente la casaca canalla, el delantero jugó 64 partidos y marcó 43 goles. Una marca más que interesante. Por eso se lo pone como el principal emblema del proceso de Eduardo Coudet al frente del equipo.

Su torneo por excelencia fue el primero (2015), en el que anotó 21 tantos. En parte rompió con varios pronósticos. Es que la estadía que estaba llevando a cabo en el fútbol mexicano (estaba a préstamo en Tigres, ya que su pase pertenecía a Dinamo Kiev) no entregaba señales ciento por ciento confiables.

Una vez en Arroyito se amigó con el gol como nunca lo había hecho a lo largo de su carrera.

Tres conquistas más en la Copa Argentina 2015, 8 en la Libertadores de este año, 7 en el torneo pasado, 1 en esta Copa Argentina y 3 en el actual campeonato. Y dos tripletas bajo el brazo en este tiempo (frente a Olimpo, en Bahía, en 2015, y contra River de Montevideo, por Copa Libertadores), lo que no es poco.

Aquella conquista que finalmente no fue (Diego Ceballos lo anuló a instancia de su asistente Marcelo Aumente por offside de Marcelo Larrondo) pudo cambiar el rumbo en esa final. Contra Boca y en el mismo estadio tendrá la chance nuevamente.

Comentarios