Escenario
Lunes 17 de Octubre de 2016

Una propuesta que hace foco en las obras teatrales de cada región

"El país en escena", conducido por Gabriela Toscano y Carlos Rivas, propone una mirada federal a la dramaturgia independiente.

El trazado de un mapa del teatro emergente de la Argentina, presentado por la actriz Gabriela Toscano y el director Carlos Rivas, será la ambición del ciclo "El país en escena".

El envío, que emitirá la TV Pública desde hoy a las 23, mostrará un fenómeno que, en extensión, variedad y calidad, "es único en el mundo", según asegura la conductora del programa.

"En ningún país sucede lo que sucede en la Argentina con el teatro y la respuesta a ese interés es difícil de ofrecer: la investigación que requirió este ciclo puede ser un comienzo", reflexionó Toscano en diálogo con Télam.

"El país en escena" se emitirá los lunes a las 23 durante 11 semanas y propone mostrar la singularidad de las artes escénicas en diferentes lugares del país como el resultado de un proceso de investigación previa, recolección de testimonios y exhibición de trabajos desde la mirada de Toscano y Rivas, dos reconocidos protagonistas del ambiente teatral.

Toscano es uruguaya, hizo todo su recorrido artístico en la Argentina, principalmente en el cine y televisión, y ha protagonizado en teatro obras como "Esperanza mía" (2015), "Macbeth, El sueño de las brujas" (2014), "Los pequeños burgueses de Gorki" (2001), "Monólogos de la vagina" (2000-2001) , "Diosas en el aire" (1991) y muchas más. Rivas, que además es su pareja, es director, docente y guionista, y se lució incluso dirigiendo puestas con Toscano como protagonista, como en "La prueba" y "La duda".

"Carlos, sobre todo, fue modelando la propuesta, que nació sobre una investigación de Verónica Pagés sobre el teatro emergente en las provincias. Fuimos estructurándola hasta que le encontramos la forma con cuatro testimonios -muy diferentes entre sí- por cada emisión, con imágenes de las propuestas de las que se habla, que no suelen estar en la televisión", explicó Toscano.

En cada episodio de "El país en escena" se muestra un viaje hacia una ciudad y región para explorar la escena teatral local. En el primer envío, dedicado a la provincia de Jujuy, los conductores entrevistaron a los integrantes de la Red de Teatro de la Quebrada de Humahuaca, Juan Castro, Silvina Montecinos y Andrea Nuño, quien protagoniza la obra para niños "El pequeño teatro de Evaristo"; y conocieron la sala de los teatristas Juan Villegas y Flavia Molina.

El recorrido del ciclo también alcanzará la actividad de las provincias de Chaco, Corrientes, Tucumán, Mendoza, Neuquén, Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, con foco en Rosario. Así evaluó Gabriela Toscano el lanzamiento de este ciclo televisivo y los motivos que oficiaron de disparadores para la propuesta que hace hincapié en el teatro federal.

—¿Qué es lo que reflejó la investigación del programa? ¿Qué diferencias aparecen entre el teatro emergente de Buenos Aires y el de otras ciudades o provincias?

—Es un proceso relativamente homogéneo. Lo que se ve es algo que, en su escala, es parecido a lo que se observa en Buenos Aires, con una gran producción de salas, subsidios y mucha actividad. La inclinación por el teatro está en todos lados. En general hay mucho teatro en toda ciudad en que se ha institucionalizado una escuela, una universidad, una carrera. Porque el deseo de hacer teatro está en todos lados. ¿Por qué sucede? Es algo que no puedo terminar de contestar. Quizá lo que haya es una necesidad de expresión de los argentinos porque es claro que hay mucha gente tomando clases y que le pone el cuerpo a esto sin ninguna clase de fruto material, sin intención de ganar nada.

—¿Estaba ausente esa fenómeno de la pantalla de la televisión abierta?

—El ciclo es una forma de visibilización y siempre me parece bueno visibilizar. Es una especie de empujón, la punta de un hilo mayor porque el país es muy extenso y hay mucho que mostrar y nosotros no llegamos a todo. El resultado para mí fue muy satisfactorio y muy bueno en calidad de imagen. También fue muy trabajoso de hacer en la recolección de los testimonios, en la búsqueda de los contrastes y en mostrar, por ahí, escenas completas de esas propuestas.

—¿Cómo es tu rol y el de Carlos en el programa? ¿Son conductores clásicos o interpelan a los protagonistas también desde el lugar de quien es parte del fenómeno?

—El rol se fue definiendo de a poco con el avance del ciclo porque queríamos mostrar a los protagonistas, que son ellos. Me sentí bien en esa función de conductora, de entrevistadora, en el rol de sentarme a intercambiar con alguien que no conocía pero de un tema que sí nos interesaba a ambos. El resultado fueron 15.000 kilómetros de viaje por el país que intentamos hacer condensado de la mejor manera.

Comentarios