Edición Impresa
Domingo 27 de Marzo de 2011

Una pregunta con mucha malicia

Tres precandidatos a diputados provinciales y algunos empresarios locales dialogaban en el Savoy sobre la cosecha que se viene y la política agropecuaria del gobierno de Cristina. Enseguida se dividieron las aguas respecto a las posiciones de las entidades del campo.

Tres precandidatos a diputados provinciales y algunos empresarios locales dialogaban en el Savoy sobre la cosecha que se viene y la política agropecuaria del gobierno de Cristina. Enseguida se dividieron las aguas respecto a las posiciones de las entidades del campo. Allí fue cuando uno de ellos, que ya transitó por los pasillos de la Legislatura, tiró el enigmático. Desafiando la memoria de sus interlocutores preguntó si alguien recordaba quién era el dirigente del campo que celebró a los saltos, la madrugada del 26 de abril de 2000, en el Congreso nacional, la reforma laboral, que se conoció después como "ley Banelco. El hombre era militante del Frente Grande. Como respuesta, máximo silencio. Y la reunión siguió en paz.

Nuevas ideas para la mañana de la TV

"Un glorioso despertar" fue uno de los estrenos de cine de la semana y relata las peripecias de una productora para subir el rating de un programa de televisión de la primera mañana estadounidense. Entre las ideas innovadoras que introduce el programa está hacerle realizar notas desopilantes a sus conductores y al presentador del tiempo. Entre las primeras asistentes se la vio a la periodista Susana Rueda, conductora de "Bien Temprano". ¿Habrá ido a buscar algunas ideas para desarrollar con sus colaboradores Leo Ricciardino, Coco López u Oscar Mongeat?

Sol y bananas en el beach voley

La original propuesta del beach voley en el Monumento atrajo a mucho público. La presentación de Brasil fue la que más expectativas había generado; por eso no extrañó que fueran llegando algunos de los precandidatos. La primera en hacerlo fue Mónica Fein, de elegante traje azul y anteojos oscuros; después se sumaron el ministro Antonio Bonfatti y el intendente Miguel Lifschitz. Luego de un rato al sol se acomodaron en el palco y a la hora del refrigerio, eligieron para comer algo frugal y a tono con el momento: bananas.

Comentarios