Policiales
Jueves 25 de Agosto de 2016

Una pareja sospechada por doble homicidio

Una policía en actividad y su pareja dedicada a las finanzas quedaron sospechados de participar del doble crimen del cirujano plástico Guillermo Luna y su esposa esteticista Laura Favre, cometido el lunes en la localidad platense de City Bell. Fuentes de la pesquisa indicaron que la pareja tenía una estrecha relación con las víctimas, por lo que se peritaba la pistola reglamentaria de la mujer y buscaban al hombre que desapareció horas después del hecho.

Una policía en actividad y su pareja dedicada a las finanzas quedaron sospechados de participar del doble crimen del cirujano plástico Guillermo Luna y su esposa esteticista Laura Favre, cometido el lunes en la localidad platense de City Bell. Fuentes de la pesquisa indicaron que la pareja tenía una estrecha relación con las víctimas, por lo que se peritaba la pistola reglamentaria de la mujer y buscaban al hombre que desapareció horas después del hecho.

Las sospechas sobre a estas personas se robustece con la hipótesis de que hubo dos tiradores y una pelea en la camioneta del matrimonio asesinado y que cada uno de ellos se encargó de ejecutar a una de las víctimas. La teoría se basa en que el cirujano plástico fue asesinado de dos tiros con una pistola calibre 45 mientras que su esposa recibió tres disparos, de los cuales sólo uno calibre 9 milímetros le ingresó por el cuello y causó la muerte.

La sospecha es que se trató de una venganza cuyos motivos aún no fueron determinados. Por ello se pidieron informes a una telefónica sobre las llamadas de Favre, ya que su celular estaba en la escena del crimen. Además, intentan hallar rastros en una toalla con sangre y unos guantes de látex hallados en la zona.

La autopsia de Favre duró ocho horas por la complejidad de las heridas, no sólo por los disparos sino también por los politraumatismos que sufrió cuando la camioneta terminó chocando postes y columnas. En tanto, el médico fue ejecutado de dos tiros con una pistola distinta a la que usaron con su esposa.

Firme. La hipótesis más firme es que los asesinos venían dentro de la camioneta Kia Montero con la pareja y que allí hubo una pelea que terminó con los disparos y el vehículo fuera de control chocando contra los postes.

Comentarios