Policiales
Jueves 02 de Junio de 2016

Una pareja quedó detenida por el atroz homicidio de una nena en villa Banana

"El chueco" C. y su pareja, parte de la denominada Banda de Pandu quedaron acusados del abuso y crimen de Guadalupe Medina.

Ayer en la mañana se entregó uno de los presuntos homicidas de Guadalupe Medina, la niña de 12 años hallada la mañana del miércoles 25 de mayo en una precaria casilla de Lima al 2900 estrangulada y con signos de abuso sexual. El sospechoso se llama Mauricio C., es apodado "El chueco" y era buscado desde poco después del trágico episodio. A esa detención se suma la que el domingo pasado realizó la Policía de Investigaciones (PDI), que se llevó del barrio a Gabriel Q., un adolescente de 16 años que quedó a disposición de la jueza Gabriela Sansó y detenido en el Irar. Según trascendió, en poder del menor se secuestró ropa perteneciente a la víctima, lo que será usado como evidencia en el juicio que deberá afrontar.

Denuncia pública. Tres días después de hallar el cuerpo sin vida de Guadalupe su padre, Gabriel Medina, expresó públicamente: "Todos sabemos quienes son estos asquerosos. Wititi, El chueco, El rengo, Muqueño, Jésica", apodos de jóvenes que ya ocuparon las páginas de La Capital como integrantes de "La banda de Pandu", o Nelson Alexis Aguirre, de 35 años y detenido desde abril de 2015 por al menos seis delitos, entre ellos el homicidio del albañil Javier Barquilla, baleado el 4 de febrero de 2015 cuando salió en defensa de su cuñado, a quien los soldaditos de Pandu le habían entrado a robar.

"Aún resta hallar a Rodrigo Gustavo Wititi B., cuñado y ladero de Pandu", dijeron ayer los pesquisas en relación a uno de los jóvenes que Medina y el barrio indican como autor del crimen de Guadalupe.

Con la orden estricta del ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, de que el crimen de Guadalupe se aclare lo antes posible, la PDI salió tras los pasos de los sospechosos y la tarde del martes detuvo a Jésica V., pareja de "El chueco", quien ante esa situación ayer se presentó en Tribunales acompañado por una defensora pública en el juzgado de Ejecución Penal. Es que sobre él pesaba un pedido de captura del viejo sistema penal por una salida transitoria de mayo de 2005 de la cual no había regresado.

Policías cómplices. Tras la detención de los implicados en el aberrante crimen de Guadalupe Medina, un referente de la Comisión Interbarrial que trabaja en villa Banana identificado como Pascual Duarte contó en La Ocho su visión de la actualidad que se vive en ese entramado de casillas y pasillos de barro. En el programa Trascendental, el hombre sostuvo que "quienes mataron a la nena son los mismos que asolan el barrio desde hace un largo tiempo y eso demuestra que Pandu, desde la cárcel, comanda la banda que su cuñado Wititi maneja en el territorio".

En ese marco, el referente social sostuvo que "es inaceptable lo que pretenden los fiscales, de darle 12 o 14 años a Pandu en un juicio abreviado por el crimen de Javier Barquilla, quien cayó muerto defendiendo sus pocos bienes y a su familia. En un principio el fiscal (Ademar) Bianchini había pedido 28 años de cárcel para Pandu y ahora lo quiere resolver en un abreviado. Nosotros queremos la pena máxima, no otra cosa", dijo Duarte.

Además, el hombre no ahorró palabras para denunciar la supuesta complicidad policial con la banda de Pandu. "Los fiscales son corresponsables de lo que están haciendo Wititi y sus secuaces en el barrio, incluso la muerte de Guadalupe. Ellos aceptaron el juicio abreviado que le permitió a este pibe estar en la calle con prisión condicional por el ataque a Barquilla. Y también tiene responsabilidad (el Fiscal Regional Jorge) Baclini porque pudo haber dado vuelta esa decisión y no lo hizo, como tampoco permitió que los familiares de Barquilla se conviertan en querellantes de la causa".

"Esto demuestra el entramado policial y judicial que hay para que las cosas sigan así en el barrio", agregó Duarte. "La comisaría 13ª, y ésto lo denunciamos el lunes, no protege a las familias de las víctimas sino a los victimarios, a la propia banda de Pandu. El lunes molieron a palos a un compañero y a su hermana porque estaban filmando con un celular un operativo que estaban haciendo. Entendemos que el ministro (de Seguridad, Maximiliano) Pullaro participe activamente de la investigación, pero queremos que fije su vista en las comisaría 13ª y 19ª que están en complicidad con la banda. El ministro actúa bien pero hay que poner una línea. No puede ser que la banda de Pandu sea la que decida, como el Estado Islámico, quien vive y quien no en el barrio. Por eso le decimos al ministro que ellos son los responsables, porque el problema está en la policía a la que el gobierno le entrega las armas para cuidarnos y sin embargo protege a la banda".

Para ejemplificar esa denuncia, Duarte contó que "el sábado a la tarde hubo una minipueblada en el barrio y la gente quiso quemar algunas casillas de estos muchachos, pero la policía llegó a defenderlos en contra de la gente que sólo quería que se lleven a los violadores. Sin embargo, al otro día se llevaron presos a compañeros que fueron señalados por la esposa de Pandu, una tal Romina. Lo bueno de ésto es que cada vez hay más gente que se anima a romper la lógica del terror que ellos quieren imponer y dan sus testimonios".

Comentarios