Edición Impresa
Sábado 08 de Marzo de 2014

Una paleta genética para el manejo de cultivos

Los maíces para silos, sorgos doble propósito y el crecimiento en el desarrollo del maíz para grano y girasol fueron la esencia de la jornada realizada en el centro de prueba de la semillera...

L

os maíces para silos, sorgos doble propósito y el crecimiento en el desarrollo del maíz para grano y girasol fueron la esencia de la jornada realizada en el centro de prueba de la semillera Pannar, en Venado Tuerto.

En una recorrida por parcelas demostrativas, la firma mostró la especificidad de sus cultivos y una serie de soluciones para todas las limitantes que se presentan en el campo, entre las que se destacaron el control de enfermedades, insectos y otros puntos de manejo.

Los organizadores resaltaron el alto nivel de concurrencia de productores a Expo Pannar 2014 y el interés por evaluar las novedades en tecnología para las próximas campañas agrícolas.

Uno de los atractivos fue el sector de maíz para grano. Allí, se presentaron las tres alternativas que la firma dispuso para la zona núcleo maicera. El BG 6502 fue sugerido por su amplia adaptación, buen nivel de rendimiento y aconsejado para siembras tempranas.

Por su parte, el maíz BG 6607 dio cuenta de su altísimo potencial de rinde y soluciones hacia aquellos productores que buscan superar entre los 11 al 13 mil kilos por hectáreas. Por último el híbrido 4842 (en versión Hércules RR), dejó como precedente las posibilidades de funcionar muy bien, tanto en siembras tempranas como tardías. Un factor de singular importancia si se tiene en cuenta el alto porcentaje de siembras que se están dando en diciembre y enero en Argentina. Es más, durante las últimas campañas el 50 por ciento del maíz fue sembrado después del mes de noviembre.

En el caso de maíz para silaje, la recorrida se focalizó en una serie de híbridos con perfiles específicos para cada segmento productivo. Desde aquellos que aportan alta energía en las raciones, los que brindan mucho volumen, fibra de alta calidad y la previsibilidad en la producción forrajera, hasta los balanceados que generan muy buenas características agronómicas en volumen de plantas, sin despreciar la cantidad de granos.

En los últimos años, la empresa logró generar una paleta genética muy importante, basada en híbridos que se adaptan a diferentes situaciones productivas. Es decir, capaces de acompañar el desarrollo de tambos rotativos de alta productividad y vacas de 40 a 45 litros de ordeñe por día; hasta zonas marginales donde el uso del silaje es clave para el desarrollo de una producción sostenida.

Con vista a la nueva campaña, el encuentro fue propicio para el lanzamiento del híbrido PAN 6814 HR, destinado al segmento tropical por templado, que aporta mucho volumen de madera verde y fue recomendado para las cuencas tardías.

En Expo Pannar también se dieron detalles del programa de mejoramiento de girasol, que la firma inició en el 2003 y viene cumpliendo los procesos de adaptación genética en varias regiones. "El objetivo es alcanzar un girasol para cada uno de los ambientes que presenta nuestro país", señaló Santiago Renteria.

Este mejorador situó los pilares en el rendimiento del grano y materia grasa, apuntando a materiales por encima del 50 por ciento y sumando las resistencias genéticas de comportamientos de stress hídrico y térmico, que hagan que el cultivo resulte seguro al momento de transformar ese rendimiento en una variable económica para el productor.

Renteria estimó que los híbridos disponibles en el mercado, no solo combinan rendimientos, sino también una resistencia a enfermedades y factores abióticos de estrés, logrando tener una mayor estabilidad.

Doble propósito. Sobre sorgo, se habló de dos segmentos. En primer lugar el de híbridos para el mercado ganadero, ya sean graníferos tardíos como doble propósito; así como los híbridos forrajeros (Silage King), azucarados, con muy buen porte de plantas y alturas que alcanzan los 2 a 3 metros; también los exclusivos para pastoreo.

Como nuevos productos, se realzaron la variedad PAN 8934 T, como compañero reemplazante sorgo GR 80 dentro de lo que se considera ciclos cortos con taninos. Finalmente, se habló del híbrido para el mercado ganadero (PAN 895), ideal para el silaje de planta entera.

Carlos Sosa, gerente de desarrollo de Pannar, estimó que a mediano y largo plazo las tendencias mundiales de consumo seguirán traccionando hacia una mejora constante. "Hay firmeza y demanda por más proteína y biocombustibles, creo que Argentina tiene un rol muy importante en este llamado del mundo y sobre todo en el desarrollo y afianzamiento del cultivo de maíz; por eso, para ser cada vez más competitivos, es necesario pensar en darle más condiciones e infraestructura al sector agrícola".

Comentarios