Edición Impresa
Martes 08 de Diciembre de 2015

Una opinión muy femenina

La bella y sensual Amalia Granata no puede con el genio.

La bella y sensual Amalia Granata no puede con el genio. En el marco de un país preocupado por el recambio gubernamental y el viraje económico, cuyas consecuencias distan de estar claras, ella aportó su granito de arena a la confusión imperante. Periodista recientemente recibida,  la ex de Robbie Williams habló de la “gente linda” en el gabinete de Mauricio Macri, destacó al futuro ministro de Economía y confesó: “Prat Gay me parece lindo, es muy mono, muy churro”. Parece que la también ex de Martín Redrado tiene predilección por los economistas. Sin embargo, una declaración posterior sembró dudas: “Ahora no sé si quiero tener novio, la estoy pasando muy bien así, podría tener un chongo sin compromiso; pero mañana tal vez encuentro un chongo y me enamoro”, reflexionó Amalia. ¿En qué categoría incluirá al futuro superministro?

Deserción masculina

Los boliches se van, pero la noche sigue. Muchos bohemios de la zona céntrica vivieron como una auténtica catástrofe el cierre de Luna, el legendario bar de Tucumán y Belgrano, pero la continuidad irremisible de la vida los ha llevado a buscar nuevos refugios. Uno de ellos es el conocido bar del pasaje Simeoni cuyo nombre es el de una famosa capital europea. Pocos días atrás, tras la fiesta de fin de curso de su taller que organiza en su ya célebre terraza un escritor rosarino, un grupete que se quedó con ganas de fiesta terminó la velada en la barra berlinesa. Sin embargo, lo que llamó la atención fue que en ese “grupete” no hubiera ningún osado varón. El tiempo, ¿estará pasando?

Un poco de frivolidad

Hartos del intercambio de chicanas, los analistas y comentaristas políticos ad hoc que han hecho de Twitter su ámbito predilecto optaron en cierto momento de la relajada tarde de ayer por abandonar los temas serios. Así, la cosa pasó, a modo de ejemplo, por contestar encuestas del tenor de “el lechón, ¿caliente o frío?; el salame, ¿picado grueso o fino?”. Después de semejante esfuerzo intelectual, los esforzados gladiadores entraron en un mutismo absoluto. A ver si levantan un poco el nivel.

Comentarios