Política
Viernes 10 de Febrero de 2017

Una ola de críticas de opositores y hasta de referentes oficialistas

El acuerdo entre el gobierno y Correo Argentino por la millonaria deuda que la empresa contrajo con el Estado cuando era propiedad de Franco Macri desató ayer una ola de críticas de dirigentes de distintos sectores políticos.

La ex presidenta Cristina Kirchner consideró que Mauricio Macri "se regaló 70 mil millones" de pesos en el día de su cumpleaños, refiriéndose a la propuesta del Correo aceptada por el Estado, justo el día en que el presidente cumplía años.

Por su parte, el jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria (FPV), Héctor Recalde, consideró que es "ruinoso para la sociedad y para el Estado" el acuerdo entre esa empresa y el gobierno.

En tanto, el parlamentario del Mercosur y ex ministro de Defensa nacional Agustín Rossi sostuvo que el acuerdo es una "estafa al Estado tan bochornosa que sólo puede compararse con la estatización de la deuda" privada de 1982.

A su turno, la diputada nacional del GEN Margarita Stolbizer expresó que el gobierno haga "a seis meses de asumir, un acuerdo con quita con Macri padre resulta escandaloso y demasiado parecido al pasado inmediato que se comprometieron a cambiar".

Por su parte, la jefa de los diputados nacionales del Frente Renovador (FR), Graciela Camaño, expresó que "parecería que los Macri llegaron al poder para resolver los problemas de los Macri". Y agregó: "Es un escándalo como los bolsos de (José) López del kirchnerismo".

Su compañero de bancada Felipe Solá resaltó que "con acciones como la que los parientes de funcionarios puedan blanquear y regalar el 98,8 por ciento de la deuda del Correo el gobierno demuestra que el que manda es Franco, y eso es muy grave".

El senador nacional de la UCR e integrante del oficialismo Julio Cobos estimó que el acuerdo puede ser considerado "nulo" y respaldó el rechazo "por abusivo" realizado por la fiscal general Gabriela Boquín.

Paralelamente, el senador nacional de Proyecto Sur Fernando Pino Solanas sostuvo que, "como en la década del 90, los Macri vuelven a realizar negocios privados con fondos públicos, en una flagrante violación a la ética pública".

Con ironía, el diputado provincial socialista Rubén Galassi publicó en su cuenta de Twitter: "Hoy llamó mi viejo para recordarme que me debe un asado de mi último cumple. Le dije: «Quedate tranquilo, te lo perdono como Mauricio a Franco»".

Comentarios