El Mundo
Jueves 26 de Mayo de 2016

Una nueva grabación compromete ahora al jefe del Senado brasileño

Folha difundió un audio en el que Renan Calheiros se muestra a favor de modificar la ley que regula las delaciones premiadas.

El presidente del Senado de Brasil, Renan Calheiros, fue grabado defendiendo cambios en la reglamentación del recurso de la delación premiada, que ha sido clave para el avance de la operación Lava Jato, que investiga la trama de corrupción que operó en la petrolera estatal Petrobras. Los audios, divulgados ayer por el diario Folha de Sao Paulo, fueron grabados por el ex presidente de la subsidiaria de Petrobras Transpetro Sérgio Machado. Allí, Calheiros dice estar a favor de modificar la ley que regula las "delaciones premiadas" de presos y que contemplan una reducción de la pena.

Esa figura legal fue la que dio luz verde a la aparición de "arrepentidos" que dieron datos a la Justicia sobre posibles delitos a cambio de beneficios para mejorar su situación y obtener rebajas en eventuales condenas. De acuerdo con Folha de Sao Paulo, Machado sugiere "pasar un borrador en Brasil" y Calheiros responde que antes son necesarias varias medidas, entre ellas frenar las "delaciones premiadas de presos".

Machado es correligionario de Calheiros y del presidente en funciones, Michel Temer, en el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB). Tanto Calheiros como Machado son investigados por la Fiscalía General por sus presuntos nexos con la red ilegal.

La transcripción y el audio publicados por el periódico Folha de Sao Paulo parecen alimentar las sospechas generalizadas de que los principales políticos están tratando de sofocar las investigaciones en su contra sobre presuntos sobornos multimillonarios que involucran a la petrolera estatal Petrobras.

Reducción de condenas. La alteración en el recurso de delación premiada que Calheiros considera fundamental es que personas que ya están presas no puedan adherirse al mismo. El cambio frenaría el avance de la Lava Jato, puesto que las investigaciones se basaron principalmente en relatos de implicados que ya estaban arrestados. La delación premiada es un acuerdo de colaboración con las autoridades que tienen la opción de firmar personas acusadas de cometer delitos. Si cuentan detalles y delatan a sus cómplices, obtienen beneficios o reducción en sus condenas.

Los audios fueron grabados por el propio Machado, quien teme ser arrestado en el marco de la operación Lava Jato. Las grabaciones fueron la moneda de cambio que entregó a las autoridades para poder firmar el acuerdo de delación que ya fue avalado por el juez del Supremo, Teori Zavaski, relator de los procesos de la Lava Jato en la más alta corte del país. Además de ser arrestado, Machado teme que los procesos a los que se enfrenta y que se tramitan actualmente en el Supremo sean transferidos al ámbito de la Justicia ordinaria, concretamente a las manos del juez federal de primera instancia Sérgio Moro.

El magistrado hizo de la "delación premiada" el principal recurso para hacer avanzar la operación Lava Jato y fue quien condenó a prisión, por primera vez en la historia de Brasil, a los dueños, presidentes y altos funcionarios de las principales constructoras nacionales.

Segunda filtración. Ahora, la Lava Jato intenta alcanzar al llamado "núcleo político" de la red ilegal, integrado por políticos cuyos procesos se tramitan en el ámbito del Supremo y no de la Justicia ordinaria porque gozan del privilegio de los fueros.

Machado grabó también, y por la misma razón, al entonces ministro de Planificación Romero Jucá, sugiriendo que la caída de Rousseff y la correlativa asunción de Temer daría lugar a un pacto político para frenar la "sangría" que representa, a su entender, el avance de la Lava Jato. Tras la grabación de los diálogos con Jucá, divulgados el lunes, el ministro se vio forzado a alejarse del cargo, lo que significó el primer gran escándalo que sacude al gobierno interino de Temer.

"Miedo" a las investigaciones. Renan Calheiros dice en los diálogos con Machado que todos los políticos están "con miedo" de la Lava Jato, en especial de la posible delación premiada del dueño de la constructora Odebrecht, Marcelo Odebrecht. El dueño y heredero de la mayor constructora del país fue condenado a 19 años de cárcel por comandar el cartel mediante el cual las contratistas de Petrobras defraudaron licitaciones y obtuvieron contratos inflados a través del pago de sobornos. Según Machado, si Odebrecht firma el acuerdo de colaboración "no escapará nadie de ningún partido". "Del Congreso, si quedan cinco o seis será mucho. Gobernadores, ninguno", dijo el ex senador.

La oficina de Calheiros emitió un comunicado en el que reconoce la conversación, pero insiste en que no intentaba sabotear la investigación en la empresa estatal. El jefe del Senado, a través de su oficina de prensa, dijo a Folha de Sao Paulo que la grabación "no revela ni sugiere" cualquier tipo de interferencia en las investigaciones del caso Petrobras, por el que se investiga a medio centenar de parlamentarios.

Comentarios