Brexit
Domingo 02 de Octubre de 2016

Una nueva generación de autos eléctricos se muestra en París

En el Salón del Automóvil que se realiza en la capital de Francia, las grandes marcas apostaron sus fichas al cambio energético.

Las automotrices alemanas Volkswagen y Daimler presentaron en el Salón del Automóvil de París planes para el desarrollo de una nueva generación de coches eléctricos de amplio alcance.

El compacto de Volkswagen tendrá un alcance de entre 400 y 600 kilómetros, adelantó el primer fabricante europeo de automóviles.

Los dos conceptos están pensados para una nueva paleta de modelos de coches eléctricos. Sin embargo, llevará tiempo para que esos modelos estén en los concesionarios. Volkswagen asegura que eso ocurrirá en 2020 mientras que Daimler lo ve en el 2019.

El negocio de los coches eléctricos está despegando en países como China y Estados Unidos. Según el Center of Automotive Management, con sede en la ciudad alemana de Bergisch Gladbach, en China se vendieron este año, hasta agosto, unos 240.000 coches y minibuses eléctricos, más de dos veces y media más que en Estados Unidos y 17 veces más que en Alemania.

Opel presentó en París el nuevo Ampera-e, cuya carga alcanza para 500 kilómetros. Renault pretende fabricar antes de finales de año una nueva edición de su modelo Zoe, con un alcance de 400 kilómetros.

También Volkswagen tiene planeado lanzar al mercado en 2020 un nuevo modelo de su Golf eléctrico, aunque su alcance será inicialmente solo de 300 kilómetros.

Renault, líder del mercado de coches eléctricos en Europa, presentó un plan para fabricar un coupé eléctrico, el "Trezor", de dos plazas con ventanas rojas.

Daimler no quiere limitarse a un solo modelo. La empresa planea ofrecer de aquí a 2025 más de diez vehículos totalmente eléctricos, que deben representar entre un 15% y un 25% por ciento de todas sus ventas en el mundo. Además, Daimler invertirá 1.000 millones de euros en la ampliación de su producción de baterías.

El sector automotor recuperó ventas tras años de crisis. Las matriculaciones de vehículos particulares aumentaron un 8,1% en la Unión Europea desde principios de año. Pero más allá de la ambición de conquistar un mundo que nunca antes había adquirido tantos vehículos _87 millones en 2015 frente a 62 millones en 2009 _, los fabricantes deben afrontar otros desafíos.

Volkswagen, un año después del escándalo de fraude de emisiones que afectó a 11 millones de vehículos de motor diesel, intenta dar un giro de 180 grados hacia los motores eléctricos.

"El salón de París, con sus novedades, marca de cierta manera un adiós de los fabricantes al coche diesel", estima el especialista de automóviles alemán Ferdinand Dudenhöffer.

Otra gran tendencia es el uso de los coches de alquiler en lugar de los coches propios, un fenómeno que podría reforzarse con la llegada de los vehículos autónomos en la próxima década.

El Brexit es la sombra en el horizonte. Los CEOS británicos reiteraron desde París su llamado a mantener la libre circulación de bienes y personas en la UE.

Comentarios