El Mundo
Viernes 08 de Julio de 2016

Una nueva ejecución de un joven negro en EEUU

Una mujer filmó con su celular la muerte de su pareja por disparos de un policía. El segundo incidente racial en menos de 48 horas

Los últimos momentos de vida de un hombre negro baleado por la policía en Estados Unidos fueron grabados en un video visto ayer por dos millones de personas, mientras las autoridades federales iniciaban una investigación por otro caso similar de supuesta brutalidad policial, 48 horas antes. El afroamericano, de 32 años de edad e identificado como Philando Castile, empleado de un comedor escolar, murió la madrugada de ayer tras un control de tránsito en la ciudad de Falcon Heights, en el Estado norteño de Minnesota. Otro negro había sido abatido por la policía el martes en el Estado sureño de Luisiana, en un incidente que también fue grabado en video y que desató airadas protestas.

Los procedimientos policiales han sido objeto de críticas en Estados Unidos tras la muerte del joven negro Michael Brown, abatido por un disparo de un agente blanco en 2014 en Ferguson, Missouri. Casos similares han ocurrido en Chicago (Illinois) y Baltimore (Maryland).

La novia de Castile grabó con su celular los últimos momentos del hombre, después de recibir los disparos. En el auto estaba también su hija pequeña. Las imágenes muestran a un hombre lleno de sangre en el asiento del conductor y un policía con un arma delante de la ventana.

Simple infracción de tránsito. La mujer explica que la policía los paró por un defecto en la luz trasera del coche. Además señala que la policía disparó varias veces al brazo de su novio "sin motivo aparente", antes de que éste pudiera enseñar los papeles del vehículo. Su novio informó a la policía de que llevaba una pistola para la que tenía licencia. Después, ella también tuvo que salir del coche, sin saber aún si su pareja se encontraba con vida. Castile murió poco después de su llegada al hospital. "Dios mío, no me digan que se murió, no me digan que mi novio se ha ido así... Le pegaron cuatro tiros, señor", dijo la mujer en el video, difundido en directo en Facebook Live y visto casi dos millones de veces. Castile tenía licencia para llevar un arma de fuego, y estaba buscando su permiso y los papeles de su vehículo cuando fue abatido por un agente de policía, según contó la mujer, que se identifica como Lavish Reynolds en su página de Facebook . La mujer relató que el agente, que no fue aún identificado, era chino. Explicó también que el vehículo fue controlado por un faro roto, y que había marihuana en el coche.

En el video puede verse al hombre ladeado en el asiento, y al policía apuntándole con su arma, del otro lado de la ventana. "¡Le he dicho que no lo agarrara! ¡Le he dicho que levantara las manos al aire!", grita el policía en el video.

En Facebook se creó una página web titulada "Justicia para Philando Castile", y en la que se leía: "Philando Castile murió a manos de la policía el 6 de julio de 2016. Exigimos justicia". Hacia el final del video, de diez minutos de duración, la niña de Reynolds, de cuatro años, trata de tranquilizar a su aterrorizada madre. "Está bien, mamá", dice la niña. "Está bien, estoy aquí contigo".

Protestas en Luisiana. El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, anunció ayer una investigación federal después de que la policía matara en la víspera a un hombre negro en Baton Rouge, la capital del Estado, desatando airadas protestas. El incidente también fue filmado con un celular y divulgado en internet. Los disturbios en Baton Rouge comenzaron poco después que dos policías mataran a balazos a Alton Sterling, de 37 años, con disparos a quemarropa en el pecho la madrugada del martes.

El presidente Barack Obama , en tanto, afirmó ayer que "todos los estadounidenses deberían estar profundamente preocupados" por las muertes de dos ciudadanos afroamericanos en los últimos días en incidentes en los que tuvo participación la policía.

Comentarios