La ciudad
Martes 04 de Octubre de 2016

Una norma desactualizada

La norma que actualmente ordena el funcionamiento del rubro fue sancionada en 2001. Y desde hace varios años, funcionarios, concejales y hasta los mismos bolicheros consideran que está completamente desacompasada de la realidad actual de la nocturnidad. En octubre de 2014, los ediles opositores Jorge Boasso (radical), Rodrigo López Molina (del PRO), Osvaldo Miatello y Diego Giuliano (ambos del PJ) presentaron un proyecto de ordenanza con el fin de darle una nueva regulación a toda la actividad nocturna. Varias veces desde el municipio se anunció que se acercará también un proyecto. Sin embargo, poco se ha avanzado en este sentido. Por eso, desde la oposición reclamaron ayer un guiño para actualizar el debate. "No se toman medidas para prevenir hechos como el de la madrugada del domingo", criticó el concejal del PRO, Carlos Cardozo, y recordó que hace un año presentó un pedido de informes sobre la situación del boliche, que funcionaba de jueves a domingo. De acuerdo al relato de los vecinos, "el funcionamiento del local era un caos, todas las noches había peleas a la salida, el ambiente se había puesto muy pesado", apuntó. A principios de este año, Martín Rosúa (radical) y Renata Ghilotti (PRO) volvieron a poner el boliche en la mira. "En muchas ocasiones advertimos a los funcionarios que GotiKa "ya no era un cabaret de la diversidad y se había transformado en otra cosa. Pero no quisieron escuchar y lamentamos haber tenido razón", sostuvo Rosúa y recordó un largo listado de boliches clausurados recién después de que se desataran situaciones de extrema violencia como Jamper, Dorian, El Diablo o, más recientemente, La Tienda.

Comentarios