Información Gral
Jueves 06 de Octubre de 2016

Una mujer dio a luz a bordo de un colectivo en pleno centro porteño

La parturienta fue asistida por varios policías hasta que arribaron los médicos. La parturienta y el bebé están en buen estado

Una mujer de 27 años dio a luz ayer a un bebé a bordo de una unidad de la línea de colectivos 39, mientras esperaba la llegada de la ambulancia y asistida por personal policial, según informaron desde esa empresa de transporte que hace el recorrido Chacarita-Barracas. El episodio tuvo lugar a las 11.30 en la intersección de la avenida de Mayo y Santiago del Estero, en el barrio porteño de Montserrat, donde el conductor del interno 97 detuvo el transporte tras ser advertido por pasajeros acerca de que "una mujer se había descompuesto, había roto bolsa y empezaba el trabajo de parto".

Miguel Angel Andrizzi, control de cabecera de la línea, dijo a Télam que mientras esperaban la llegada de una ambulancia aconteció el nacimiento y contó que el bebé "pesó más de tres kilos", y que junto con la madre se encuentran en buen estado de salud.

El chofer del transporte, Christian Luna Garcilazo, publicó en su perfil de la red social una serie de tres videos que dan cuenta de la inusual situación que le tocó vivir. "Esto me pasó recién en mi trabajo: una pasajera dio a luz, qué bendición", escribió el trabajador que lleva sólo dos meses en la línea. En el primer video se puede ver el final feliz de la historia: cuando la madre ya tiene entre sus brazos a su bebé de mas de tres kilos, aún sin higienizar y acurrucado contra su pecho.

Las imágenes muestran a la parturienta atravesada entre dos asientos y sonríe satisfecha mientras toma agua de un vaso que le acerca uno de los cinco policías que la asistieron en el parto y que aún mantiene una de sus manos enfundada en el guantes de látex que utilizó para ayudarla a dar a luz. "El chofer se llama Christian, ¿eh?", se escucha que le dice la voz de alguien detrás de cámara, y la madre sonríe ante lo que parece ser una sugerencia de nombre para el recién nacido.

En un segundo video se puede ver cuando ya se hacen cargo de la situación los médicos emergentólogos del Same, que sacan a la madre en una silla de ruedas para trasladarla en una ambulancia a un centro asistencial.

Pero el más movilizador de los videos es el último, donde quedó registrado el clímax de la situación: la mujer recostada, se ven sus manos intentando aferrarse de alguna manija o reborde para hacer fuerza, mientras grita ante cada contracción y la abuela del bebé le da ánimos diciéndole "va a salir todo bien".

En esas instancias, los policías la asisten de distintas maneras: mientras uno le da instrucciones sobre cómo respirar, otro le ofrece su brazo para que se agarre y un tercero le dice "¡Dale que ya está tu bebé!".

Comentarios