Policiales
Martes 12 de Julio de 2016

Una mujer asesinada por presunto encargo

Un encapuchado rompió a patadas la puerta de una casa en la localidad bonaerense de La Reja, partido de Moreno...

Un encapuchado rompió a patadas la puerta de una casa en la localidad bonaerense de La Reja, partido de Moreno, asesinó de cuatro balazos a una mujer en su cama, hirió de dos tiros a novio de la víctima y escapó sin robar en un hecho que es investigado como un posible crimen por encargo. Si bien trascendió ayer, fuentes policiales y judiciales confirmaron que el caso ocurrió la madrugada del miércoles último y la víctima es una mujer de 29 años llamada María Belén Peralta, quien se casó con un mexicano y estuvo viviendo en México hasta que en 2014 abandonó a su marido y regresó a Argentina.

El hecho ocurrió a las 2 de la madrugada en una casa tipo monoambiente situada en la calle Alta Gracia al 3400 de la mencionada localidad del oeste del conurbano bonaerense. Según lo reconstruido del análisis de la escena del crimen y el testimonio del sobreviviente, todo ocurrió cuando la pareja miraba televisión y de pronto la puerta de la casa fue abierta a patadas.

El intruso estaba encapuchado y llevaba una pistola calibre nueve milímetros que disparó seis veces: cuatro a la mujer y dos al hombre. Peralta, quien trabajaba en una tienda de ropa, murió en el acto sobre la cama mientras que su pareja y dueño de casa, un profesor de música de 31 años identificado como Matías Creche, fue herido de dos tiros en un brazo.

Los cuatro balazos que presentaba la mujer fueron en la cabeza, el pecho, una pierna y un brazo, según precisaron voceros de la investigación. "Pateó la puerta, entró y tiró. No les dijo nada, no robó nada y se fue. Está claro que esto fue un crimen por encargo que tenía como objetivo principal a la mujer. Al hombre lo dejó vivo porque quiso. Les tiró a un metro de distancia", dijo un investigador.

Los peritos encontraron la puerta de chapa con la abolladura de la patada y la cerradura violentada con la llave colocada por dentro. La casa está en un terreno de 30 por 40 metros que tiene un alambrado perimetral que el asesino saltó tanto cuando ingresó como cuando escapó. De la escena del crimen, los expertos en balística recolectaron las seis vainas servidas de proyectiles calibre 9 milímetros.

Por el momento, no se pudo contactar a ningún familiar de la víctima, pero el sobreviviente le contó a la policía que Peralta estuvo viviendo en México entre 2012 y 2014 porque se había casado con un hombre de ese país.

El muchacho añadió que en 2014 la mujer abandonó a su esposo y volvió a Argentina y, si bien se conocían hace siete años, desde hace sólo seis meses que ellos eran pareja y convivían en esa casa de La Reja.

Comentarios