Policiales
Viernes 23 de Septiembre de 2016

Una mujer de 82 años era cabeza de una red de quioscos de drogas

Ya estaba con prisión domiciliaria, pero seguía vendiendo en zona norte. El líder de la distribución cayó en un departamento de 3 de Febrero al 2300.

Una vez más cayó "La Vieja Alcira", la mujer de 82 años organizadora de una de las bandas de narcomenudeo en la zona norte de la ciudad. En total los detenidos fueron nueve. Cinco de ellas mujeres. A partir de la investigación sobre sus puntos de venta efectivos de Inteligencia Zona Sur de la ex Drogas Peligrosas llegaron a la detención de dos pesos pesado.

Uno es José Luis "Pepón" Salerno, de 61 años, quien tuvo influencia en la ciudad en la década del 90 junto al condenado Jorge Halford. El otro es Fabián Eduardo García, capturado en un piso de 3 de Febrero y Alvear, quien en 2010 fuera detenido por la misma fuerza. Es medio hermano del apodado "Hormiga", quien sobre finales de abril cayó preso tras ir personalmente a ofrecerle "un arreglo" a un policía que él creía lo investigaba. Este lo denunció y Hormiga, otro policía en actividad y un retirado terminaron procesados por el juez federal Marcelo Bailaque.

La Vieja Alcira es el apodo de Luciana Alcira Pereyra, de 82 años. Como en junio del año pasado efectivos provinciales allanaron puntos de venta de droga en Nansen al 500, a dos cuadra del shopping Portal Rosario, y en Rossini al 300. En una vivienda de Nansen cayó doña Alcira, quien ya cumplía prisión domiciliaria por el mismo delito. En otra de Rossini al 300 fue ubicado Salerno.

En esos puntos se secuestró droga, especialmente cocaína. También 27 celulares, un auto comprado por el cual se pagaron 300 mil pesos al contado efectivo y armas de fuego. Alcira tenía varias causas en su historia. Una por estafa que le abrieron en 2004. Otra, federal, por falsificación de moneda. Una más por tenencia de arma de uso civil de marzo del año pasado. Y además por infracción a la ley 23.737 abierta el 4 de junio de 2015 cuando policías provinciales secuestraron en su casa de Nansen al 500, barrio Sarmiento, medio kilo de cocaína, algo de marihuana y 300 tubos Eppendorf.

El nombre de esta mujer también sonó en dos homicidios durante 2015. Uno fue el del taxista José Luis Arine, de 51 años, asesinado la tarde del 13 de febrero de 2015 luego de una discusión con dos hombres, padre de hijo, sobre Nansen al 500. Días más tarde ambos se presentaron y quedaron vinculados a la causa, aunque en libertad. El otro fue el del villagalvense Luis Ereñú, atacado a balazos en Nansen y Frondizi en la cooperativa de pescadores. Dos hombres lo sacaron agonizante en una moto de la escena del crimen y falleció antes de llegar Eva Perón. No hay detenidos por este hecho. También hubo allanamientos en Granadero Baigorria y en Lenzoni y José Ingenieros, donde según vecinos se registró otro allanamiento hace una semana.

Al menudeo."Se trata de la continuidad de unos operativos que se concretaron el año pasado con epicentro en calle Nansen al 500 en la zona norte de Rosario. Es una organización conocida en venta y distribución al por menor de drogas en esta ciudad", explicó el subsecretario de Inteligencia del Ministerio de Seguridad provincial, Rolando Galfrascoli, a las puertas del edificio del 3 de Febrero al 2300.

"Esta investigación respondió a las puntas que se siguieron desde el año pasado. Con órdenes de allanamientos requeridas por la Fiscalía Federal número 3 y extendidas por el juez federal Vera Barros, con presencia de personal de la Tropa de Operaciones Especiales, Policía de Acción Táctica (PAT) y con tareas realizadas por la sección Inteligencia Zona sur de la policía de drogas de Santa Fe. Fueron seis allanamientos simultáneos", agregó.

"En todos los lugares allanados hubo secuestro de estupefacientes, armas de fuego, dinero en efectivo y con personas detenidas. El hombre detenido en 3 de Febrero sería un distribuidor importante que es hermano de un narco conocido de esta ciudad que también están detenido hace unos meses por una fuerza federal y que era parte de una organización compleja. Creemos que la continuidad de la actividad de ese narco la tomó su hermano. Por respeto al secreto de sumario no podemos difundir su identidad", explicó el funcionario.

Hacia el macrocentro. A partir de la caída de los de calle Nansen los policías se concentraron en el cuartel del distribuidor de esa y otras bandas de la ciudad. En un departamento del noveno piso en un edificio de 3 de Febrero al 2300, entre Santiago y Alvear, lograron detener a Fabián Eduardo G., a quien se lo reconocería por el apodo de "Polaco", de 51 años.

En el departamento secuestraron cocaína sin cortar, de alta pureza y sin cortar, y dinero en efectivo. Fabián G. tenía como antecedente haber sido detenido a mediados de 2010 con varios kilos de droga en Funes. Este hombre es hermano de Julio Rolando Camel, apodado Hormiga, y según investigaciones judiciales regenteaba un local de venta de drogas de Fraga al 3000. Al enterarse Hormiga de que su punto de venta estaba siendo investigado fue personalmente a ofrecerle un arreglo al sargento que realizaba la pesquisa, quien lo denunció.

Entonces el 27 de abril del año pasado efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) realizaron 15 allanamientos en la zona sudoeste de la ciudad. Hubo siete detenidos, entre ellos Hormiga y cinco policías de los cuáles tres habían pertenecido a la ex Dirección de Drogas Peligrosas. A uno de ellos se le secuestró una camioneta propiedad de Diego Cuello, quien saltó a las crónicas policiales por ser el dueño de la chacra de Alvear en la que se realizó un oscuro procedimiento policial en el que se incautaron drogas y dinero.

La Justicia federal absolvió a los detenidos pero ordenó abrir una investigación por las supuestas irregularidades de la policía santafesina en el operativo. Además Cuello está procesado en la actualidad en la investigación "Los Patrones" vinculada con la banda de Los Monos y cumple prisión. Un policía retirado está acusado de ser proveedor del quiosco.

Comentarios