Educación
Sábado 13 de Agosto de 2016

Una muestra invita a descubrir historias detrás de los juegos

"Piedra libre para todos mis compañeros" es el nombre de la muestra que se exhibe desde principios de julio en el Museo de la Ciudad, y que reúne fotografías y juguetes de otras épocas de Rosario.

"Piedra libre para todos mis compañeros" es el nombre de la muestra que se exhibe desde principios de julio en el Museo de la Ciudad, y que reúne fotografías y juguetes de otras épocas de Rosario.

"Buscamos rescatar el juego como un elemento saludable, para no quedarnos simplemente con una exhibición de juguetes que nos transmita nostalgia, por eso indagamos qué hay detrás de ese momento de distracción", señalan Fabián Birbe y Belén Bredicce, responsables del área de muestras y exhibiciones. Esta propuesta que se inauguró el 8 de julio y se extiende hasta el 28 de agosto, ha sido pensada especialmente para las vacaciones de invierno y el mes del niño, y se vincula con la muestra anual proyectada a partir de la salud y el desarrollo de las políticas públicas que modificaron a Rosario. Las escuelas que por estos días visiten el museo también podrán recorrer esta exposición.

Varios objetos de juego y fotografías de la colección de Chiavazza, reportero destacado de la ciudad Rosario con registros fotográficos desde el año 1915, comparten esta muestra temporaria que funciona en el invernadero, un espacio rodeado de naturaleza y lindero al museo, que desde el 2008 se recuperó para ofrecer nuevas propuestas culturales.

juego3.JPG


Piedra libre

"En el juego se encuentra la única posibilidad de desarrollo de un niño, por eso el juguete no es más que un instrumento para que se realice y pueda ser feliz. Jugar es en definitiva la capacidad para abstenerse de este mundo o quizás de verlo con otros ojos, es la posibilidad de alterar las reglas establecidas o de inventar y acordar otras". Este es el mensaje impreso en una de las paredes de la sala y que el museo busca transmitir.

"Los adultos también tenemos que interesarnos por jugar porque nos permite poner en valor otras cuestiones y socializar en una sociedad que basa mucho su accionar en la violencia", señalan Birbe y Bredicce.

juego4.JPG


Fotografías

Entre las fotografías que se destacan en la sala, el retrato de un chico subido a un triciclo despierta curiosidad. "Este juguete había sido un premio que recibió el niño en un concurso que organizaba el programa El Club de Tarzán en radio Splendid en los años cuarenta, y que invitaba a los chicos a colorear láminas y participar de sorteos. En ese momento, la marca Toddy auspiciaba los premios e invitaba a los chicos a cumplir con tres consignas: portarse bien con la mamá, tomar chocolatada tres veces al día y que leer el diario La Tribuna", explican desde el museo. Otra foto muestra a chicos jugando al tatetí sobre una mesa, esta vez registrada por Sabino Corsi, ingeniero hidráulico que a través de retratos familiares, colección que un empleado del museo rescató de un volquete, también rememora los tiempos del juego.

Sin embargo los juguetes exhibidos en el invernadero son los que más sorprenden a los visitantes, sobre todo a los más chicos. Un triciclo fabricado en la década del treinta; una caja de origen francés de principios del siglo pasado que incluía una gran cantidad de juegos de mesa en su interior; un tren; una calesita en tamaño reducido como las que se veían antes en las plazas; algunas muñecas de principios de siglo pasado; el tradicional cochecito de muñecas; y un carruaje de alguna calesita de la ciudad. "También tenemos pistas para armar y muchos más objetos relacionados con el juego, algunos en tres dimensiones y otros muy pequeños, que por una cuestión de espacio o de seguridad no hemos podido incluir", señalan los coordinadores de la muestra.

"A diferencia de otros tiempos donde no había registro exacto de la procedencia de muchas de las donaciones que llegaban al museo, hoy se trata de investigar a quién pertenecía o qué función cumplía para que no sea solamente algo visual y se rescate parte de la historia de Rosario". Birbe y Bredicce también admiten que con la cantidad de objetos que guarda el museo en relación al juego podría proyectarse una muestra permanente y mucho más amplia.

juego5.JPG


Visitas

Las visitas son de martes a viernes de 9 a 15, los sábados y feriados de 14 a 19, y domingos de 8.30 a 13.30, en Bulevard Oroño 2300, Parque Independencia. Consultas a museociudad@rosario.gov.ar, o al teléfono 4808665.

juego6.JPG


Comentarios