La ciudad
Miércoles 03 de Agosto de 2016

Una manera entretenida de acercarse a la química

Con risas, participación, experimentos en vivo y un poco de rock nacional de fondo, nada puede salir mal.

Con risas, participación, experimentos en vivo y un poco de rock nacional de fondo, nada puede salir mal. Así fue pensada y así se pudo concretar una nueva edición de la Semana de la Química, un lugar de encuentro entre la Facultad de Bioquímica y Farmacéutica y estudiantes del secundario que desde hace diez años busca acercar a los adolescentes a las ciencias duras desde una mirada "amigable y con responsabilidad social".

"¿Están respirando? ¿Están haciendo la digestión del desayuno? Entonces están haciendo química, porque somos una fábrica de química", dispara con entusiasmo un docente que abre las actividades en un auditorio colmado de estudiantes con experimentos "mágicos", que incluyen fuego y reacciones coloridas con líquidos.

Después de la charla inicial, las escuelas se dividen en grupos y van a salones donde pueden ver y participar de experimentos junto a profesionales de esa casa de estudios.

En rigor, se trata de las X Jornadas de Promoción y Divulgación de las Ciencias organizadas desde la Escuela de Química de la UNR (profesorado y la licenciatura en esa disciplina, más la licenciatura en ciencia y tecnología en alimentos). Desde ayer y hasta mañana, son en total tres días de difusión y acercamiento a la ciencia que incluyen charlas didácticas y experimentos para que los estudiantes vean y sientan de primera mano lo que significa "hacer química".

"Es interesante porque la ciencia, presentada así, te atrapa y hace que te guste más la materia", razonó Melisa Valenziano, quien junto a Bárbara Páez, Belén Requera, Tamara Capuano y Rocío De Nardo forman parte del grupo de cuartos y quintos años de la escuela María Madre, de zona sur, que se acercaron hasta la facultad para participar de las actividades.

"Yo nunca había entrado a una facultad y está bueno conocer", agregó otra de las chicas del grupo.

Amelia Reinoso, del servicio pedagógico de esa facultad, explicó que el objetivo de la jornada es doble: por un lado, "amigar" a los secundarios con la química; por otro, acercar a los chicos a la universidad, generando un punto de contacto fundamental que a veces no está tan aceitado desde lo institucional.

También se apunta a la formación de docentes, este año con el acento puesto en los temas ambientales y de sustentabilidad.

"Hacemos las jornadas desde hace diez años, vienen escuelas de la ciudad pero también de otras partes de la provincia", explicó Reinoso, como la delegación de San Jerónimo Sur que participó ayer de las actividades.

Este año, las jornadas tienen un plus, ya que por primera vez habrá un taller de "química inclusiva" dedicado a la enseñanza de esa disciplina a alumnos ciegos: "Es una novedad que nos pone contentos poder ofrecer", agregó la docente.

Comentarios