Información Gral
Domingo 12 de Junio de 2016

Una de las estrellas del programa "The Voice" fue asesinada tras una actuación

La cantante Christina Grimmie, de 22 años, fue baleada por un joven mientras ella estaba firmando autógrafos. El agresor se mató.

La cantante Christina Grimmie, una de las estrellas del programa de televisión "The Voice" y de 22 años de edad, murió de las heridas que recibió luego de que un hombre la baleó mientras ella firmaba autógrafos tras una actuación en una sala de conciertos de Florida en la madrugada de ayer. El hermano de la cantante derribó al agresor, pero éste se mató de un disparo durante el forcejeo, precisaron las autoridades. La policía de Orlando identificó al asesino como Kevin James Loibl de 27 años.

   El agresor llevaba dos pistolas y un cuchillo de caza en el momento de los disparos. Se cree que había viajado de algún lugar de Florida a Orlando, donde Grimmie daba un concierto.

   La artista, de 22 años, acababa de cantar con el grupo Before You Exit y estaba firmando autógrafos cuando el hombre se le acercó y la baleó para luego suicidarse.

   La joven fue trasladada de inmediato al hospital regional de Orlando, donde falleció.

   Las motivaciones del agresor se desconocen, aunque los investigadores del caso "revisan el celular y el computador del sospechoso para ver si encuentran un motivo para este crimen", precisó John Mina, jefe de la policía de Orlando.

   "El sujeto de este caso no es de Orlando. El sospechoso viajó hasta Orlando, aparentemente, para cometer el crimen, y planeaba de inmediato volver al lugar de donde venía", explicó Mina.

   El jefe policial añadió que el joven tenía, además de las armas, dos cargadores llenos de balas.

   El funcionario también precisó que guardias desarmados revisaron los bolsos de los asistentes al concierto, pero por alguna razón las armas del agresor pasaron desapercibidas.

   "No hay detectores de metal. La gente no es requisada. Abren sus bolsos y los guardias miran adentro para ver si hay armas", explicó.

   "Estamos hablando de niños. No es el tipo de público que uno esperaría que lleve armas a un evento como este", agregó.

   "No sabemos si era solo un admirador loco que la seguía en Twitter o en las redes sociales. Realmente no lo sabemos", declaró por su parte Wanda Miglio, una portavoz de la policía, en rueda de prensa.

   "Es un acontecimiento realmente trágico. Habría tenido que ser algo alegre, emocionante", agregó.

   Cerca de un centenar de personas habían asistido al concierto, pero quedaban unos pocos cuando se produjo el tiroteo, dijo Miglio.

   El hermano de la cantante fue calificado de "héroe" por la policía, pues impidió que "el atacante hiriera a otras personas", declaró.

   Christina Grimmie, que participó en 2014 en la sexta temporada del popular programa cazatalentos musicales "The Voice" en la cadena NBC, publicó su primer álbum "Find Me" en 2011.

   "Tenemos el corazón destrozado", expresó NBC en su cuenta Twitter luego del ataque, afirmando que la joven cantante era "un miembro de nuestra familia".

   "No hay palabras. Perdimos a un ser hermoso con una increíble voz", señaló la cadena luego de la confirmación de su muerte.

   Adam Levine, el cantante con cuyo grupo ella actuaba en el programa, colgó una foto suya con ella en su cuenta de Instagram al conocerse el hecho.

"Me duele el corazón oyendo esta noticia tan terrible", señaló el cantante Nick Jonas en Twitter, y el grupo Before You Exit, que actuó con Grimmie durante el concierto en Orlando, emitió un comunicado en el que la califica de una "bella, cariñosa y adorable persona".

   Fans de la cantante colgaron videos de sus actuaciones en las redes sociales, incluida su versión del tema de Miley Cyrus "Wrecking Ball", realizado durante una prueba en "The Voice".

Trayectoria. Nacida en Nueva Jersey, Grimmie se había hecho conocer con conmovedoras versiones de varios hits en videos vistos por millones de fans en YouTube.

   El ataque agrega combustible al largo debate sobre la legislación de porte de armas en Estados Unidos, donde fueron usadas en 11.200 asesinatos en 2013, según los Centros para el control de enfermedades y prevención.

   Pero los reiterados tiroteos no han llevado a la adopción de medidas efectivas hasta el momento, en un país donde el derecho a portar armas está protegido por la segunda enmienda de la constitución.

   La candidata demócrata Hillary Clinton prometió enfrentar al poderoso grupo de presión de los fabricantes de armas si es elegida presidenta, mientras que Donald Trump, el virtual nominado republicano, se comprometió a "cuidar la segunda enmienda".


Comentarios