Cartas de lectores
Martes 28 de Junio de 2016

Una Justicia falta de entrenamiento

Los escandalosos desfalcos ordenados por kirchneristas con rango ejecutivo resultan increíbles y nos obligan a aspirar penosamente los pútridos olores de una corrupción jamás imaginada.

Los escandalosos desfalcos ordenados por kirchneristas con rango ejecutivo resultan increíbles y nos obligan a aspirar penosamente los pútridos olores de una corrupción jamás imaginada. En la década anterior nos cansamos de machacar que el Ejecutivo estaba aplastando al Judicial: las investigaciones avanzaban cuando mediaba la venia presidencial, se aprobaban de forma supersónica si resultaban convenientes al gobierno o se cajoneaban por lustros si iban contra determinadas personas, intereses o políticas. Hoy la Justicia respira más libre, pero necesita imprescindiblemente jueces con jerarquía moral e intelectual, honestos, valientes, que avancen sobre las denuncias y que no se detengan hasta morder el tuétano del hueso, quien quiera que sea el dueño del mismo. Complementariamente deberán dar un paso al costado los jueces con dudosa mentalidad, sospechados por tramitaciones irregulares, dubitativo, lentos. Es la única forma de recuperar la fe perdida en un sistema jurídico que nos decepcionó absolutamente por su obsecuencia, servilismo y falta de integridad. Si no hallamos un equipo humano con esas características específicamente creíbles jamás nos vamos a recuperar del impacto provocado por la corrupción, desgobierno e inmoralidad del régimen populista kirchnerista.

Rubén Mario Baremberg / DNI: 6.012.531


Comentarios