la_region
Jueves 22 de Septiembre de 2016

Una jueza de Menores de Casilda dispuso medidas para las chicas que pelearon en la calle

Entre otras cosas, no podrán juntarse entre ellas, ni salir los fines de semana, y deberán optimizar su rendimiento escolar

La Justicia de Menores de Casilda dispuso una serie de medidas para prevenir nuevos episodios de violencia como los registrados recientemente en esta ciudad, cabecera del departamento Caseros, entre chicas adolescentes de distintos establecimientos educativos que protagonizaron peleas callejeras pactadas y difundidas a través de las redes sociales.

La preocupante modalidad que conmocionó y sorprendió a la comunidad casildense derivó en la intervención de la jueza Cristina Pecoraro, quien ayer resolvió, entre otras acciones, prohibir por un tiempo prudencial el acercamiento de las menores que pelearon en la calle y fueron identificadas por videos grabados con celulares y subidos a Facebook, o enviados a través de WhastApp. Asimismo, tendrán que distanciarse de los amigos que en vez de parar las grescas las alentaban, mientras observaron como si fueran espectadores de un show pugilístico.

Además, deberán esmerarse en el estudio y al culminar el actual ciclo lectivo tendrán que presentar en el juzgado sus libretas de calificaciones para evaluar su rendimiento, al tiempo que sus padres fueron instados a impedirles el uso de la computadora para fines que no sean educativos y a salir de sus domicilios los fines de semana. Y habilitó al juzgado de Faltas municipal para que aplique la ordenanza local que fija sanciones destinadas a padres de menores que cometen desmanes en la vía pública.

La decisión de Pecoraro sobrevino tras tomar conocimiento del impacto social que causó el tema y posteriores denuncias que recalaron en su juzgado sobre episodios de este tipo donde incluso hubo chicas lesionadas.

Con lo resuelto se apunta a privilegiar cuestiones de índole privada y social, haciendo hincapié en la educación y reconstrucción de vínculos de las chicas, involucrando en tal proceso a sus progenitores, además de responsabilizarlos a instancias de la normativa local para remediar los disturbios ocasionados por sus hijas.

Según pudo saberse, tanto las menores como sus padres fueron notificados y hubo consentimiento sobre su cumplimiento.

Para muchos, inesperado. Días atrás la magistrada abordó, tal como había anticipado La Capital, la problemática en cuestión con el intendente de la ciudad, Juan José Sarasola.

No obstante, recién ayer trascendió lo que dispuso inesperadamente para muchos, ya que se especulaba, en virtud de lo ventilado públicamente, que su intervención se limitaría a avalar la instrumentación de la ordenanza para desalentar este tipo de casos.

Sin embargo, fue más lejos al aplicar pautas correctivas tendientes a revertir inconductas perjudiciales en la formación personal de las chicas involucradas en los peleas y sus relaciones sociales.

"Aunque inicialmente no lo tenía previsto, creí conveniente la aplicación de estas medidas orientadas a prevenir actos violentos, tomando como base el aspecto educativo por el cual debe velar el Estado, ya que es fundamental para la formación y desarrollo humano, además del papel que deben jugar los padres en el cuidado y transmisión de valores a sus hijos para evitar episodios indeseados", afirmó la magistrada.

Y en esa línea rescató la importancia de las restricciones, por lo que deberán velar sus padres al impedir el acceso a la computadora para fines que no sean educativos, además de hacerse cargo de multas que resuelva imponer el Juzgado de Faltas municipal por las cuestionadas acciones de sus hijas.

"Es fundamental tomar decisiones a tiempo para evitar que esta suerte de moda adolescente siga avanzando y potenciando hechos violentos como si fueran banditas organizadas para pelear", dijo Pecoraro, para luego resaltar que "es necesario que recapaciten y modifiquen este comportamiento que resulta además muy humillante para la mujer".

Con directivos escolares. Sarasola también se reunió con directivos de escuelas secundarias locales para transmitirles lo conversado con la jueza e intercambiar miradas respecto al preocupante tema, a fin de coordinar acciones conjuntas con la vista puesta en reforzar lazos de convivencia y respeto mutuo contra la violencia.

En el encuentro, del que también participaron los secretarios de Educación y Cultura y de Salud locales, José Luis Rodríguez, y Ana María Tavella, respectivamente, se convino formar una especie de red entre directivos de escuelas, municipio y Justicia para afianzar su comunicación a fin de actuar rápidamente de registrarse nuevos riñas entre estudiantes y fundamentalmente trabajar en su prevención.

Esta nueva "moda" adolescente quedó visibilizada días atrás en las redes sociales con vídeos de peleas pactadas entre chicas casildenses para dirimir diferentes conflictos aunque, por lo general, el principal motivo es la disputa amorosa por algún chico. Tras tomar repercusión pública la policía logró abortar la semana pasada al menos dos grescas que habían sido convenidas frente al Cine Libertador y el Teatro Dante Alighieri aunque en los últimos días no fueron promovidos ni registrados sucesos de estas características.

Comentarios