Cartas de lectores
Miércoles 16 de Noviembre de 2016

Una idea brillante

Ante estos tiempos violentos y plenos de excentricidades, al curita que ya lleva 45 años de sacerdocio del barrio Las Delicias, se le ocurrió una idea brillante.

Ante estos tiempos violentos y plenos de excentricidades, al curita que ya lleva 45 años de sacerdocio del barrio Las Delicias, se le ocurrió una idea brillante. Y es por eso que emplazó al Redentor, nada menos que en tamaño natural, en un albergue vidriado e iluminado para que todos los que pasen por su lado lo admiren tanto de noche como de día. Lo ubicó a un par de metros hacia la derecha del ingreso al templo de su parroquia que exalta la Virgen del Consuelo, en calle Callao 5311. Esto ocurrió hace unos pocos días, pero parece increíble que todos los que pasan por allí, sin dudarlo un instante se persignan, les rezan alguna oración y hasta son capaces de arrepentirse si es que comprenden que llevan una vida equivocada. La idea realmente ha sido brillante.

Felipe Demauro

Comentarios