Ovación
Miércoles 23 de Noviembre de 2016

Una historia chaqueña

Cinco siglos igual, dice León Gieco y dice bien. Setenta años igual. En 1945, un grupo de pequeños productores rurales chaqueños, atento al crecimiento de la población producto del desmonte primero y la expansión del algodón después, decidió armar un club.

Cinco siglos igual, dice León Gieco y dice bien. Setenta años igual. En 1945, un grupo de pequeños productores rurales chaqueños, atento al crecimiento de la población producto del desmonte primero y la expansión del algodón después, decidió armar un club. Un club principalmente de fútbol para, a través del juego y el esparcimiento, lograr mayor arraigo a esa generosa tierra del profundo Chaco, muy cerquita del paraje Las Hacheras. Como primera medida escribieron sendas cartas con la descripción del proyecto a los cinco clubes grandes del fútbol argentino, léase Boca, River, Independiente, Racing y San Lorenzo. Sólo este último se dignó contestar y para apoyar la iniciativa envió dos pelotas de cuero y un juego completo de camisetas. Demás está decir que el club fue bautizado San Lorenzo de la India Muerta, en la zona rural cercana a Charata, y que todos los que alumbraron ese nacimiento, los que defendieron esa camiseta, más casi todos los descendientes de quienes estuvieron cerca o vivieron en las inmediaciones son fanáticos del Ciclón porteño, como si llevaran una marca en el orillo de su identidad deportiva y cultural. Entre los que tuvieron la iniciativa estaba mi abuelo, por lo que mi viejo se hizo y me hizo hincha de San Lorenzo. Y la tradición continúa porque hijos y nietos y bisnietos siguen llevando el estandarte azulgrana lo más alto que se pueda y desde el lugar en el mundo que les toque. Setenta años después, San Lorenzo de la India Muerta no existe más que en el recuerdo. La cancha y las precarias instalaciones hoy son un campo de soja. Pero en Las Hacheras armaron la canchita y consiguieron las camisetas y quieren jugar. Esta historia le hubiese gustado mucho a mi viejo, que murió hace unos años por el mal de Chagas...

Comentarios