Edición Impresa
Sábado 03 de Noviembre de 2012

Una guía para ayudar en las búsquedas en internet

Claves para encontrar datos, documentos o imágenes en la web con fuentes confiables. Una ayuda para el trabajo en el aula

Internet ofrece la posibilidad de acceder a miles de millones de documentos, imágenes, bases de datos, directorios y otros recursos que ayudan a alumnos y maestros en sus clases, tareas y exámenes. Sin embargo, la gran cantidad de datos dispersa en la red puede convertirse en un obstáculo a la hora de encontrar fuentes confiables. Las herramientas de búsqueda —señala un informe de Google Argentina— ayudan a buscar mejor entre ese mar de datos para obtener los resultados confiables y chequear información.

Hay muchas cosas que se pueden lograr si se aprovecha todo el potencial que ofrecen las herramientas de la web. Esta es una serie de tips y trucos para usar la búsquedas a favor de la educación:

1. Cómo encontrar información de fuentes confiables. La bibliografía y artículos especializados son la principal fuente de información para docentes, alumnos e investigadores. Y encontrar nuevas publicaciones nunca fue tan sencillo como a través de internet. Google Académico es una herramienta que permite buscar a través de múltiples disciplinas y fuentes en un solo lugar. Artículos, tesis, publicaciones académicas y de universidades, entre otros, aparecerán entre los resultados de la búsqueda y ayudarán a conseguir información confiable y de calidad.

De la misma manera, Google Libros ayuda en la búsqueda de publicaciones ya sea a través de temáticas específicas como con la búsqueda de un título en particular. En los resultados la herramienta ofrece información sobre el autor, la cantidad de páginas y, en algunos casos, un resumen o parte del texto. Incluso, algunos están disponibles en forma completa y cuando son de dominio público, pueden descargarse en formato PDF. También se puede acceder a esta herramienta desde la página de resultados del buscador, con la opción "Libros" en el panel izquierdo.

2. Tanto Google Académico como Google Libros comparten con el buscador los parámetros y operadores generales de búsqueda, aunque también poseen algunos "trucos" que ayudan a encontrar resultados más exactos. Si se conoce el título del material que se está buscando se puede utilizar la función ?intitle?. Si por ejemplo se busca [intitle:Grecia], los resultados serán aquellos que contengan esas palabra en el título del documento. De la misma forma, se puede restringir la búsqueda a un determinado autor y conocer sus escritos relacionados a un determinado tema. Así, al ingresar [autor:veron cultura], se estará buscando el material realizado por el sociólogo argentino respecto de esa temática. En caso de que existan varios autores con el mismo apellido, también se pueden utilizar las comillas para buscar una frase exacta. Por ejemplo: [autor:"umberto eco"].

3. Un diccionario visual. La búsqueda de imágenes puede ayudar a encontrar el significado de palabras desconocidas. Por ejemplo, si uno no sabe lo que significa "polinia" e intenta hacer una búsqueda general en Google, los resultados son una cantidad de enlaces que conducen a sitios que contienen ese término pero que no lo definen. Si se busca de la siguiente manera: [definir: polinia], se obtiene la definición del término: "Espacio abierto de agua rodeado de hielo, particularmente, en el océano Artico".

Si todavía es difìcil darse cuenta a qué se refiere exactamente, una búsqueda de imágenes aclara toda confusión. Solo basta hacer clic en "Imágenes", en la parte izquierda de la página de resultados, para ver aquellos que coinciden con el término. Allí se encontrarán muchísimas fotografías en las que se ven polinias reales, junto con toda la información necesaria para poder seguir adelante con la preparación de una clase o un trabajo especial.

4. En el lugar adecuado. Muchas veces, para investigar acerca de determinados temas los docentes ya conocen cuáles son aquellas instituciones académicas, sociedades profesionales, bibliotecas o fundaciones que profundizaron sus estudios en ese área. Sin embargo, encontrar la información que están buscando puede no resultar una tarea sencilla por la gran cantidad de datos que manejan esas organizaciones. Con Google se puede restringir las búsquedas a un determinado sitio para que los resultados solo provengan de una institución a través del operador [site:]. Por ejemplo, al ingresar [site:www.unav.es comunicación] se encontrarán resultados sobre esa temática en la Universidad de Navarra en España.

5. Las palabras clave. El aspecto fundamental de toda búsqueda es saber elegir los términos adecuados para llegar a los resultados esperados. Es por eso que, al realizar una investigación sobre, por ejemplo, el barrio rosarino de Belgrano —una palabra que podría arrojar resultados con diferentes significados (el prócer, el barrio de Rosario, un equipo de fútbol, etcétera)— es necesario demarcar el contexto de la búsqueda para delimitar los resultados a aquello que realmente se está buscando. En este caso, se obtendrán mejores resultados al buscar "barrio Belgrano en Rosario". En esta misma línea, cabe aclarar que todas las palabras que se ingresan impactan en la búsqueda. Si deseamos encontrar bibliotecas en esa zona de la ciudad, ingresar "bibliotecas en el barrio Belgrano de Rosario" ofrecerá dará mejores resultados que "¿Dónde hay bibliotecas en el barrio Belgrano de Rosario con libros de historia y biología?".

Fuente: Google Argentina.

Comentarios