Cartas de lectores
Viernes 21 de Octubre de 2016

Una gran mujer y su enorme labor

Somos un grupo de mujeres, socias del Centro de Jubilados "Casa Amiga", de avenida Pellegrini 529, donde asistimos a uno de los talleres (Taller de la Memoria). El motivo de esta carta es resaltar la labor de la presidenta del Centro, María Esther Lavenia. Beba, como la llamamos, es una mujer que lleva adelante una institución con talleres y actividades. Una mujer que hizo del Centro su casa, trabajando con tesón, sosteniendo ad honorem su trabajo cotidiano. Si bien el Centro recibe ayuda de Pami y aporte de sus socios, los ingresos no son suficientes para sostener la enorme cantidad de gastos que afronta la institución. Alquiler, impuestos, entre otros, que corren por cuenta del Centro. Para esto, Beba se encarga de organizar almuerzos, tés, viajes, sorteos, actividades que requieren de mucho trabajo y que ella hace con amor y dedicación. Su personalidad, su carácter, el trato con las personas de la tercera edad es tan amable que se ha ganado el cariño de quienes asistimos al Centro. Escucha, contiene y trata de ayudar con palabras a quienes se acercan con sus problemas. Además, cumple un rol muy importante con su carácter siempre positivo, transmitiendo su entusiasmo a los demás. En este tiempo tan convulsionado como el que vivimos, encontrar personas como Beba, que trabajan arduamente para sostener un lugar como este, que permite el encuentro, la socialización y el desarrollo de los adultos mayores, es un enorme privilegio. ¡Gracias Beba! Que puedas mantener siempre ese espíritu joven y entregar ese caudal de amor a tus semejantes. Te queremos (las chicas del calendario, integrantes del Espacio Memorias en Taller).

Daniela Tanoni


Comentarios