Policiales
Lunes 16 de Mayo de 2016

Una fiscal fue golpeada por hombres en moto en un violento asalto en Salta y Oroño

La fiscal de Homicidios Culposos Mariana Prunotto fue asaltada por dos hombres que se desplazaban en una moto y si bien no le robaron nada la golpearon con dureza, por lo que debió ser hospitalizada.

La fiscal de Homicidios Culposos Mariana Prunotto fue asaltada por dos hombres que se desplazaban en una moto y si bien no le robaron nada la golpearon con dureza, por lo que debió ser hospitalizada. El violento episodio ocurrió ayer a la madrugada y anoche, al cierre de esta edición, la funcionaria judicial permanecía internada en un sanatorio a la espera de una operación por una fractura en un codo.

Fuentes judiciales confirmaron que el hecho ocurrió alrededor de las 5 de la mañana del domingo en inmediaciones de Salta y Oroño. Según los voceros consultados, la funcionaria regresaba a su casa luego de haber acompañado a una amiga a tomar un taxi en la esquina.

La cartera. Mientras la fiscal de 34 años caminaba hacia su domicilio fue interceptada por dos hombres que circulaban en una moto. Uno de ellos se bajó del rodado y comenzó a exigirle que le entregara la cartera, a pesar de que la mujer no la llevaba. Acto seguido el hampón se arrojó a los pies de la víctima y así la hizo caer al suelo, donde comenzó a pegarle con violencia.

Mientras insistía en que Prunotto le entregara la cartera que ella no tenía —al parecer la fiscal llevaba dinero y un celular en los bolsillos del pantalón pero curiosamente no se los robaron— el delincuente siguió adelante con la golpiza hasta que su cómplice le dijo desde la moto que ya era suficiente y se fueran.

El agresor entonces subió al vehículo y se dio a la fuga junto con su cómplice. Como consecuencia de la agresión la fiscal sufrió una fractura en un codo que según la información preliminar le comprometió una arteria, así como golpes en la cara.

Luego de ser golpeada, Prunotto le hizo señas a un taxista que pasaba por la esquina donde había sido agredida. El chofer la llevó hasta el Heca, donde recibió las primeras curaciones. Luego fue trasladada a un sanatorio privado donde quedó internada a la espera de una operación que podría concretarse mañana.

El hecho es investigado por la Fiscalía de Flagrancia y ayer se requirieron las imágenes tomadas por cámaras de vigilancia de la zona para determinar cómo fue el hecho e intentar identificar a los agresores.

Comentarios