Policiales
Viernes 19 de Agosto de 2016

Una extensa marcha de dolor para reclamar justicia por Nahuel

Unos mil vecinos de Rosario marcharon anoche desde Dorrego y Amenábar, donde el lunes mataron a Nahuel Ciarrocca, hasta la sede local de gobernación, en Santa Fe y Dorrego.

Unos mil vecinos de Rosario marcharon anoche desde Dorrego y Amenábar, donde el lunes mataron a Nahuel Ciarrocca, hasta la sede local de gobernación, en Santa Fe y Dorrego. Fueron 25 cuadras en las que poco se habló y mucho se reclamó: "justicia", "seguridad" y "que los políticos trabajen". Al llegar a la puerta de la seccional 5ª, un grupo ingresó y se dedicó a romper vidrios y escritorios mientras le gritaban "corruptos" a los policías mientras lloraban de bronca. Otros lograron convencerlos de que esa no era la forma de reclamar y siguieron caminando. Al llegar a la sede de la gobernación un familiar ligado a la organización "Víctimas de la inseguridad" fue aplaudido cuando dijo: "Los políticos están bien cuidados y a nosotros nos matan a los hijos. Trabajen legisladores y no cobren sueldos fenomenales mientras se ríen de nosotros". Minutos después, los padres de Nahuel y otros vecinos fueron atendidos por el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro.

La marcha arranco a las 19 con Raúl Ciarrocca, el padre de Nahuel, emocionado hasta las lágrimas al ver tanta gente: "Hay que unirse y entre todos tenemos que lograr un cambio. Estoy cansado de llorar, pero tengo dos hijos más y el chiquito, de 9 años, me dijo que ahora tenía que seguir por él. Y así voy a hacerlo. Estoy agradecido por la solidaridad de la gente. Al asesino que capturaron quiero que le den la pena que merece, ni más ni menos. Tenemos que sacar la basura de la calle y hay que unirse, hay que cambiar", dijo.

En la marcha, los aplausos y las miradas tristes entre los que daban palmas fue la forma de comunicarse, de no estar solos. Mientras la columna avanzaba otros vecinos aplaudían y se sumaban. En un momento la multitud se parecía a aquellos que en las playas aplauden para buscar a los padres de un chico perdido. Anoche la perdida fue la confianza. Y los carteles que portaban los manifestantes eran claros: "Ni uno menos", "Seguridad", "Todos somos Nahuel".

En Pellegrini e Italia se sumaron a la marcha los amigos de Nahuel, integrantes del equipo amateur FPD que fundó Nahuel junto a Clemente, su amigo del alma. "Nahuel era un hermano, el que organizaba los asados, los partidos a beneficio, los eventos, todo. Ahora decidimos poner en la camiseta un logo con su nombre y su número, el 5, el zurdo", contó a La Capital.

Lucas, hermano de Nahuel, dijo que "debemos cambiar cada uno, saber qué cosas no deben hacerse. Así, con cambios y con unión se puede mejorar la vida", dijo con cierta paz. Los manifestantes invadieron dos cuadras de Pellegrini y al llegar a Tribunales entonaron el Himno Nacional.

Ya en la sede de gobernación, y después de algunos discursos improvisados, el ministro Pullaro se reunió con los padres de Nahuel y otros familiares de víctimas de la violencia ciudadana.Tras el encuentro Raúl Ciarrocca dijo que había sido "una buena reunión. Pedimos que la justicia se cumpla". En tanto, un vocero del Ministerio acotó que "se informó de la captura del sospechoso del homicidio y se les planteó a los familiares que la mira debe ponerse en la Justicia, que el Ministerio trabaja para que estas cosas no sucedan y que él mismo ministro estaba angustiado pero trabajando sobre el tema". Los familiares plantearon una próxima movilización a Tribunales.

Comentarios