El Mundo
Miércoles 06 de Julio de 2016

Una europeísta, favorita para suceder a Cameron

La ministra de Interior británica, Theresa May, lideró ayer la primera votación interna del Partido Conservador para elegir al sucesor del premier David Cameron, que renunció tras la victoria del "Brexit".

La ministra de Interior británica, Theresa May, lideró ayer la primera votación interna del Partido Conservador para elegir al sucesor del premier David Cameron, que renunció tras la victoria del "Brexit". May encabeza la votación con 165 apoyos, seguida de la secretaria de Estado de Energía, Andrea Leadsom, con 66, y el ministro de Justicia, Michael Gove, que logró 48 votos. El ex ministro de Defensa Liam Fox quedó descartado ayer después de recibir sólo 16 votos de los 329 legisladores conservadores, mientras que el ministro de Trabajo, Stephen Crabb, se retiró de la carrera después de recibir 34 apoyos. Tras la exclusión de Fox y Crabb, los legisladores celebrarán una nueva votación mañana entre los tres candidatos restantes.

Después de que los británicos votaran a favor de salir de la UE en un referéndum el 23 de junio, Cameron anunció que dejará su cargo en octubre. Su partido conservador inició ayer un proceso para elegir un sucesor. Los 150.000 miembros del partido deberán optar entre los dos candidatos más votados antes del 9 de septiembre. Si May se impone finalmente en la votación, Reino Unido volvería a contar con una premier, después de Margaret Thatcher se convirtiera en la primera mujer en el cargo, que ocupó de 1979 a 1990.

May, de 59 años, apoyó la campaña de Cameron a favor de la permanencia en la UE. La ministra prometió "estabilidad y certeza" al país y unificar al partido. Leadsom, que apoyó el "Brexit", era poco conocida antes de la consulta, pero se ganó el respeto del público con sus argumentos bien reflexionados. El otro favorito es Gove, quien sorprendió al presentar su candidatura a último minuto. El político de 48 años lideró la campaña del "Brexit" junto con el ex alcalde de Londres Boris Johnson. Tras la consulta se postuló como sucesor de Cameron y desautorizó a Johnson, quien finalmente descartó su candidatura y apoyó la de Leadsom.

May recibió ayer un inesperado apoyo, después de que dos veteranos políticos conservadores aparentemente la apoyaran sin darse cuenta de que eran escuchados. "Theresa es una mujer realmente difícil, pero tú y yo trabajamos con Thatcher", le dijo el ex ministro de Hacienda Ken Clarke entre risas a otro líder conservador mientras se encontraba fuera del aire en un estudio de tv. "Me llevo muy bien con ella (May)... y es buena", manifestó Clarke, al ex ministro de Defensa Malcolm Rifkind mientras tenía puesto el micrófono tras una entrevista en Sky News.

Comentarios