Información Gral
Viernes 09 de Septiembre de 2016

Una escuela religiosa de Entre Ríos echó a una maestra que sufre cáncer

La docente de nivel inicial fue cesanteada por el Instituto San Antonio de Padua "porque faltaba mucho" a raíz de la terapia.

Una maestra de nivel inicial entrerriana fue echada de una escuela religiosa porque "faltaba mucho", a raíz del tratamiento de quimioterapia al que se somete porque padece cáncer, según denunciaron ayer los padres de la sala de 5 años, quienes dejaron de enviar a sus hijos y exigen a las autoridades del establecimiento que reincorporen a la docente, según publica el sitio web Santa Elena Digital.

La docente, llamada Vanesa, padece un tumor a raíz del cual es sometida a una tratamiento de quimioterapia motivo por el cual las religiosas que dirigen la Escuela de Gestión Privada 141 Instituto San Antonio de Padua decidieron despedirla "porque faltaba mucho".

El escándalo se desató en la localidad de Santa Elena. Varios padres de la Escuela de gestión Privada 141 San Antonio de Padua enviaron una nota a la dirección en la que amenazan con actuar "en consecuencia". Hasta el momento, decidieron no enviar a sus hijos a clase hasta obtener una respuesta.

"Las religiosas enseñan a querer, amar y respetar al prójimo, y están haciendo todo lo contrario", dijo uno de los padres al medio local Santa Elena Digital.

"Ante la noticia que nos consternó y entristeció, dejamos aclarado que habrá padres que, de no tener una respuesta favorable en la mayor brevedad posible, actuaremos en consecuencia porque creemos que esta situación es un acto discriminatorio e irresponsable desde la dirección, como así también consideramos que es un acto escaso de humanidad y cristiandad", expresa la nota que varios de los padres y las madres firmaron.

Según explicó la prensa local, la escuela tomó la decisión de no renovarle el contrato a la mujer, llamada Vanesa, dadas sus reiteradas faltas producto de su tratamiento. Sin su trabajo, la maestra perdería también la obra social con la que financia el tratamiento de quimioterapia. Los padres de alumnos de la sala de 5 del nivel inicial, indignados por el accionar de los directivo, tomaron la iniciativa por tiempo indeterminado de no enviar los niños a la escuela hasta que se le renueve el contrato a la docente cesanteada.

La indignación y el malestar del grupo de padres se puso de manifiesto y están dispuestos a realizar cualquier tipo de manifestación en apoyo a la docente y en contra de la decisión de las religiosas, "quienes enseñan a querer, amar y respetar al prójimo y están haciendo todo lo contrario" dijo uno de los padres a Santa Elena Digital. "Esto que hacen es un mal ejemplo para nuestros hijos", sostuvo.

Carta de los padres. Mediante una nota presentada por los padres de los niños integrantes de la Sala de nivel Inicial, la cual fue dirigida a los directivos del instituto San Antonio de Padua, le solicitan "revertir la decisión tomada de forma autoritaria y discriminatoria con la Seño de nuestros hijos y sin tener en cuenta la situación de salud por la que está atravesando", expresan en el primer párrafo.

"Ante la noticia que nos consternó y entristeció, dejamos aclarado que habrá padres que, de no tener una respuesta favorable en la mayor brevedad posible, actuaremos en consecuencia, porque creemos que esta situación es un acto discriminatorio e irresponsable desde la dirección, como así también consideramos que es un acto escaso de humanidad y cristiandad", expresa la nota.

"A nuestros hijos, desde la Institución se les enseña valores, tales como el amor, el respeto, la responsabilidad, la tolerancia. Por lo cual sentimos que dicha decisión no demuestra coherencia con lo transmitido", finaliza.

Respuesta. "El asesor legal está reunido con las autoridades del colegio y después de la reunión van a dar a conocer un comunicado", informó ayer a última hora de la tarde una empleada del Instituto San Antonio de Padua, ante un llamado de La Capital.

Comentarios