Inseguridad
Miércoles 11 de Mayo de 2016

Una escuela de la zona oeste sufrió el quinto saqueo en quince días

Está ubicada en la zona oeste de Rosario. "Se ensañaron con nosotros y nos sentimos muy desprotegidos, tristes y cansados", afirmó una de las docentes. Reclaman vigilancia mientras se cumplen los trámites para instalar rejas.

"Se ensañaron con nosotros y nos sentimos muy desprotegidos. A pesar de eso, seguimos poniendo el hombro día a día, pero estamos muy tristes y cansados", expresó hoy Alejandra Maldonado, una de las docentes de la Escuela Nº 1.390, ubicada en la ruta 9 y arroyo Ludueña, cerca del Estado Mundialista de Hockey, en el extremo oeste de la ciudad.
Esa institución educativa sufrió anoche el noveno ataque de delincuentes en lo que va del año. La maestra confesó que todo el plantel docente "se siente desbordado" por la situación ya que el de anoche fue el quinto atraco en quince días .
"Entraron a todos los salones. Barretaron las puertas que se abren fácilmente a pesar de tener candados. Entraron al comedor a través de un ventiluz. Destrozaron todo. Nosotros ya no dejamos nada de valor en ese lugar y lo único que hicieron fue daño. En la Dirección y en la cocina de Portería no pudieron entrar porque hay alarmas. Pero realmente nos sentimos muy desprotegidos", expresó Maldonado.
Embed
En declaraciones al programa "Todos en La Ocho", la docente dijo que las autoridades del establecimiento reclaman desde el 2011 más seguridad al Ministerio. "Todos los años la Dirección de la Escuela reclamó para que coloquen rejas y alarmas en las partes más inseguras. Este año se renovaron los reclamos y aún estamos esperando las rejas y una respuesta inmediata a esta situación".
"La escuela es muy abierta y está muy desprotegida. Los salones no tienen rejas, es todo vidriado. Es fácil entrar porque sólo hay alarma en la Dirección. El comedor no cuenta con alarma. Eso sí se está tramitando después del último robo. Los fondos estarían en el presupuesto, pero los ladrones entraron otra vez. Hoy los chicos entraron igual a la escuela porque no quisimos dejarlos sin clases, pero no pudimos darles la leche", agregó.
"Estamos tristes y cansados de que no haya respuestas de ninguna parte. Sabemos que los trámites para colocar las rejas llevan su tiempo, pero necesitamos que pongan una custodia mientras eso se concreta", añadió.

Comentarios