Policiales
Viernes 01 de Julio de 2016

Una escucha que liga a Vinardi con Los Monos

Una de las pruebas que se presentó en el juicio contra Leandro "Pollo" Vinardi fue una escucha telefónica en la que Ariel "Guille" Cantero, preso como jefe de la banda de Los Monos, le pide a un intermediario que les pague 200 mil pesos a familiares de Sergio Pared para que desincriminen al hombre condenado ayer, que en ese momento acababa de ser detenido y reconocido en una rueda de personas.

Una de las pruebas que se presentó en el juicio contra Leandro "Pollo" Vinardi fue una escucha telefónica en la que Ariel "Guille" Cantero, preso como jefe de la banda de Los Monos, le pide a un intermediario que les pague 200 mil pesos a familiares de Sergio Pared para que desincriminen al hombre condenado ayer, que en ese momento acababa de ser detenido y reconocido en una rueda de personas.

El audio fue transmitido en la tercera jornada del juicio, pese a la resistencia de la defensa. Es una escucha obtenida en otra causa (913/12) en la que se investiga la asociación ilícta que dirigía la familia Cantero par ala comisión de delitos. En esa escucha atribuida a Guille, éste le sugiere a un familiar de los Pared que "hable" con una joven travesti que era la testigo clave en la causa. Esa joven sindicó a Vinardi en dos declaraciones como el tirador y luego lo reconoció en una rueda de personas. Pero 14 meses después se retractó y no fue hallada para declarar en el juicio. Para el fiscal Guillermo Corbella, la escucha prueba que cambió su declaración por presiones.

"Al putito, si podemos hablarlo lo hablamos", le propone en esa charla Guille Cantero a un allegado a la víctima, en referencia a la travesti, y le aclara que "antes de hacer cosas peores" se puede arreglar a los testigos con plata. Le comenta que pretende evitar que la detención y la eventual condena generen resentimientos en Vinardi. "Si es por la monedita no tengo problema", le plantea. La conversación es del 27 de agosto de 2014, es decir más de un año después del homicidio y a dos meses de la detención del acusado. La valoración que hayan realizado los magistrados de esa prueba, cuya validez fue objetada por la defensa, se conocerá cuando se divulguen los fundamentos jurídicos del fallo.

Comentarios