Policiales
Viernes 26 de Agosto de 2016

Una docente que iba en su auto fue víctima de un secuestro exprés

Una docente de 35 años que había ido a ver a su suegra internada fue secuestrada en el partido bonaerense de Merlo por una banda de hombres armados. Los delincuentes primero la llevaron a su casa, luego a un cajero automático y finalmente la liberaron tras el cobro de un rescate en Ituzaingó.

Una docente de 35 años que había ido a ver a su suegra internada fue secuestrada en el partido bonaerense de Merlo por una banda de hombres armados. Los delincuentes primero la llevaron a su casa, luego a un cajero automático y finalmente la liberaron tras el cobro de un rescate en Ituzaingó.

Entre el robo en la casa, la extracción de dinero en el cajero al que la llevaron y el cobro del rescate, los secuestradores se apoderaron de más de 30 mil pesos y de un Peugeot 207. Si bien trascendió ayer, este secuestro cometido en el oeste del conurbano bonaerense sucedió entre la noche del martes y la madrugada del miércoles. Duró alrededor de dos horas.

La víctima salió a las 23 del martes de visitar a su suegra que estaba internada. Luego de despedirse de su novio, también docente, la mujer se subió a su auto, un Peugeot 207 gris, para ir a su casa en el partido de Merlo.

A sólo cinco cuadras de llegar fue interceptada por dos delincuentes que le cortaron el paso con un Peugeot 206, se bajaron de ese auto y armados se subieron al 207 de la docente. Obligaron a la víctima a ir a su propia casa, y allí se apoderaron de 20 mil pesos que tenía guardados como ahorros.

No conformes con ese dinero, los delincuentes llamaron por teléfono al novio de la víctima, quien aún se encontraba junto a su madre en la clínica de Ituzaingó, y transformaron este robo con privación ilegal de la libertad en un secuestro extorsivo.

Los captores exigieron un rescate inicial de 40 mil pesos. Luego de una serie de llamados y negociaciones, los secuestradores bajaron sus pretensiones y acordaron liberar a la mujer a cambio de 3 mil pesos y 400 dólares. Pero cuando salieron a cobrar el rescate con la víctima, los delincuentes decidieron hacer una parada en el cajero automático de un Banco Provincia ubicado en 9 de Julio y 25 de Mayo y con su tarjeta de débito extrajeron 2.000 pesos más. El pago del rescate se realizó en la esquina del mencionado centro asistencial de Ituzaingó, donde estaba internada la suegra de la víctima.

Según las fuentes, el novio de la docente les dio a los delincuentes los dólares y pesos del rescate y la mujer fue liberada en ese mismo sitio. "A la chica la dejaron sin un peso. Los ahorros de la casa, lo que tenía en la cuenta y lo que pagó el novio como rescate. También se llevaron el auto. La desplumaron", dijo un jefe policial que participa de la investigación. El novio de la mujer llegó a llamar a la policía para denunciar el secuestro extorsivo pero cuando la policía de Morón llegó a la clínica para asesorarlo, el pago y la liberación ya se habían concretado.

Comentarios