Edición Impresa
Sábado 25 de Julio de 2009

Una docena de escuelas santafesinas

Cristina Pividori vive en la comuna de Ingeniero Chanourdie, en el norte santafesino. Es presidenta de la Unión de las Escuelas de las Familias Agrícolas (Uefa) de Santa Fe, que nuclea a una docena de instituciones que funcionan con la pedagogía de la alternancia.

"Se trata de una educación integral porque está pensada no sólo para que el alumno adquiera conocimientos teóricos, sino también para que puedan formarse en su parte espiritual, social y cultural", destaca Pividori, madre de tres hijos que fueron a este tipo de escuelas.

La representante de la Uefa santafesina destaca que allí los chicos aprenden desde materias como lengua, sociales y matemática, hasta talleres de carpintería, manualidades, industrialización, producción de la granja y huerta. "Los alumnos además forman grupos de trabajo para limpiar los distintos sectores de la institución y eligen democráticamente a un alumno coordinador que vela para que las actividades queden bien realizadas", agrega.

A principios de año, uno de los problemas que aquejaban a estas instituciones era la continuidad o no del séptimo grado, incorporado hace 13 años por la ley federal, pero que con la nueva legislación se iba a cerrar. "El año pasado hemos tenido una larga y dura lucha con el Ministerio de Educación provincial para mantenerlo en nuestras escuelas", cuenta Pividori. Tras tensas negociaciones, finalmente se acordó la creación de aulas radiales con el séptimo grado, en cuatro primarias dependientes de la Liga de Padres, que brindarán el servicio de alternancia.

"Lo que más nos preocupa hoy como padres es la sequía, la carencia de las familias que no pueden cubrir los gastos de la escuela, donde en muchos casos los docentes aportan de su sueldo para que los alumnos no abandonen los estudios. También asumir responsabilidades en este tipo de conducción de instituciones por los cambios de autoridades que se producen permanentemente", concluye Pividori.

Comentarios