Independiente
Domingo 23 de Octubre de 2016

Una ciencia de la vida cotidiana

La respuesta no se hace esperar y tampoco requiere de un doctorado en Harvard para darnos cuenta que desde los primeros minutos de nuestras vidas y hasta los últimos, la economía nos acompaña en cada paso que damos.

Pensaba en qué lugar y momento de nuestras vidas se esconde la economía.

   La respuesta no se hace esperar y tampoco requiere de un doctorado en Harvard para darnos cuenta que desde los primeros minutos de nuestras vidas y hasta los últimos, la economía nos acompaña en cada paso que damos.

   Te diría que como compañera de vida, la primera consigna es reconocerla como tal, luego amigarnos con ella y finalmente apalancarnos en sus herramienta para conseguir los resultados que deseamos.

   Una de las primeras lecciones sobre economía da cuenta que es una ciencia social por excelencia y que conjuntamente con otras disciplinas como las matemáticas, genera un análisis amplio e integral centrado en el hombre como un ser que toma decisiones.

   La teoría y la biblioteca nos aportan datos, modelos y supuestos que luego los debemos contrastarlos con la realidad, con sus causas y efectos. Ahí entra en juego la universidad de la calle, la que baja a tierra aquello que las aulas pretenden transmitir. Llega la hora de la verdad.

   Si hay algo que a los argentinos nos identifica es la experiencia económica y la inventiva para capear en 200 años: 55 presidentes, 5 monedas diferentes, 13 dígitos devaluatorios, tablitas, rodrigazos, corralitos, cepos, aperturas y cierres al mundo y un sinfín de cambios de rumbos entre otros desafios. Una carrera de obstáculos sin descanso.

Origen de economía

Economía tiene un doble origen: OŒkos «casa» y nomos «ley». Como ciencia, entre sus principales objetos de estudios aborda temas como: producción, intercambio, consumo, los medios para satisfacer las demandas y las formas en que algunas sociedades sobreviven así como otras progresan.

   Te diría y para resumirte, que economía es la ciencia de saber administrar los recursos (siempre escasos) a fines, destinos o demandas (siempre ilimitadas). Te suena familiar?

   Entonces un economista sería algo así como un profesional (no es excluyente tener un paso académico) que debería poder lidiar con una multiplicidad de objetivos a satisfacer y con restricciones presupuestarias claramente definidas. Un verdadero arte no?

El hombre económico racional

El manual de economía habla del Homo Economicus, para encuadrar al comportamiento humano y a partir de el obtener algunas conclusiones que se puedan utilizar para re-pensar el presente e inferir sobre el futuro.

   Según cuentan los manuales y la teoría, los hombres nos comportamos de forma "racional" ante los estímulos económicos siendo capaces de procesar adecuadamente la información disponible, y actuamos en consecuencias de forma eficiente, o sea maximizamos el beneficio en cada actividad que emprendemos.

   La cuestión es si esta situación se verifica en la práctica de todos los días. Digo que la teoría se va ajustando a una realidad que cambia de forma vertiginosa. También te digo que no tomar nota de los cambios y estar lejos de la economía te hace pagar las consecuencias.

   Podemos ir o no a la universidad para captar algunos de estos conceptos, pero siempre la educación comienza en casa, por nuestros padres que con el máximo interés nos van a dar los primeros tips de vida económica. José H. (mi viejo) me dio su primera máxima cuando dijo: "preocúpate por generar, porque gastar es fácil".

   De ahí a reflexionar que las instancias educativas de grado, las pre-universitarias y las post, te van preparando el terreno para que puedas cumplir con las consignas dentro de una organización económica, no siempre para que tus aptitudes se potencien en pro de lograr un desarrollo independiente. El emprendedurismo (desarrollar empresarialmente tu pasión) es un elemento de vital importancia que debemos cultivar con mucho cuidado porque nuestra economía argentina cuenta de un enorme talento humano, un potencial evidente y un desarrollo que dio señales desde los mismos orígenes de nuestro país y que nos posiciono como indiscutible potencia mundial tiempo atrás. Un camino de vuelta que nos debemos.

Un domingo cualquiera

Todo muy lindo, pero llega el domingo y mis hijos demandan su paseo. Debo prepararme para distribuir como lo hace un economista, los recursos limitado (tiempo y dinero) entre sus múltiples e infinitas demandas (los padres saben perfectamente de lo que hablo).

   En este momento, la teoría económica te vuelve a tocar la puerta cuando dice que tomamos decisiones racionales con la información disponible. Puedo decirte que la tecnología vino a modificar esta consigna y seguramente para muchos aspectos el cambio es positivo, también aceleró los tiempos y corrió la barrera de contención de la demanda.

   El marketing, los medios y la tecnología hacen su aporte para que la racionalidad del libro de texto deje paso a otro tipo de decisiones viscerales, intuitivas y más aun "emocionales". El mundo económico cambia todos los días como un ser viviente, no tomar cuenta de esto te puede salir caro.

   De esto, también, se trata la economía.

Comentarios