Edición Impresa
Sábado 16 de Marzo de 2013

Una carrera para preservar la memoria

Desde 1985, la Escuela Superior de Museología, dependiente de la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario, lleva adelante la carrera de conservador de museos.

Desde 1985, la Escuela Superior de Museología, dependiente de la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario, lleva adelante la carrera de conservador de museos. Su objetivo básico es el desarrollo de capacidades y habilidades para la gestión del patrimonio cultural.

"Museología es una carrera no muy difundida. Los museos, sobre todo en Argentina, han cobrado un gran protagonismo en los últimos años. Creo que se ha tomado conciencia de que el patrimonio tiene un uso social. Son espacios de preservación de todo aquello que tiene que ver con el patrimonio cultural. Está absolutamente relacionado con la identidad. Con los años fui viendo cómo fue cambiando el protagonista. Antes lo era el objeto del museo y hoy es el visitante en relación a ese objeto. Y por eso creo que su función es generar algo en el visitante". Los conceptos pertenecen a Ana Suiffet, la directora de la Escuela Superior de Museología, quien expone ante LaCapital ideas claras sobre la realidad de esos verdaderos contenedores de la memoria y de cómo ha ido cambiando su protagonismo.

Creación de la carrera. La licenciada en museología y con una diplomatura en gestión cultural cuenta que "en 1981 se empezaron a dictar unos cursos de formación museológica en el Museo de la Ciudad y se vio la necesidad de profesionalizar a los trabajadores de esos establecimientos". "Con la democracia —continúa— se empezó a tomar conciencia del hecho social del patrimonio y de la democratización de la cultura. La gente empezó a formarse allí y esos cursos tuvieron tanto éxito que se decidió crear la carrera".

Con la escuela fundada en 1985, la carrera finalmente en 1991 logra el reconocimiento provincial. "La escuela en la actualidad está formada por la carrera de conservador de museo, el departamento de arqueología urbana y el departamento de fotografía. Por ejemplo, en este último tenemos alrededor de 30 mil imágenes en distintos soportes. Fotos que van desde 1860 hasta la actualidad. El departamento de arqueología está formado por más de 100 mil piezas", detalla la especialista.

Sobre los detalles específicos del cursado, Suiffet señala que "es una carrera de tres años de duración y aproximadamente en la actualidad cursan unos 150 alumnos. Las clases se dictan de lunes a viernes de 19.30 a 22.45. Está dividida en tres áreas: la urbanística, la técnica y la de apoyo instrumental. El cuerpo de profesores está compuesto por conservadores, licenciados en antropología, arte, historia, ciencias naturales, entre otros especialistas. Son 10 materias por año y el taller final o tesina, que consiste en un proyecto museológico". Son estudios gratuitos, de nivel superior, que otorgan título reconocido por la provincia y de incumbencia nacional.

La directora de la escuela plantea que no es una especialidad sencilla, pero no deja de resaltar la amplia salida laboral que ofrece: "Con esta movida que se está dando en los museos se nota que se abren más espacios para trabajar. Antes el museo era parte del circuito cultural. Hoy las ciudades son museos en sí mismas y Rosario se ha convertido en una ciudad de turismo cultural. También hay salida laboral en el ámbito privado y en el provincial. Entonces todo lo que es gestión de patrimonio, centros culturales, centros barriales se convierten en lugares de inserción". Y aporta otro dato: si bien la proporción entre estudiantes varones y mujeres se mantiene, sí ha bajado el target de edad de los estudiantes: "Está viniendo mucha gente joven porque se ve que la carrera tiene una salida laboral".

Suiffet explica que debido a los cambios que se han producido, al avance de la tecnología y a otras cuestiones referidas a la movilidad cultural, la currícula de la carrera debe ser aggiornada. Y precisamente sobre el uso de la tecnología, la experta destaca que "hoy en día los museos la están usando muchísimo, hay más interacción". "Creo —agrega— que los museos apuntan ya no a determinar por qué se ingresa a ese espacio sino a cómo se sale. El visitante tiene que salir con una inquietud que le provoque regresar a ese lugar".

Cursado. Entre otros cambios profundos que se registrarán este año en la carrera figuran la posibilidad de que se rindan algunas materias libres, lo que permitirá una mayor flexibilidad en cuanto al cursado de las materias. "Y también hay una línea de gestión que tiene que ver con abrir el panorama a la comunidad a través del dictado de seminarios, talleres, charlas", amplía la directora.

Sus conocimientos y su vasta experiencia le permiten a Suiffet no ya hablar de una falta de cultura de los museos en los rosarinos sino de una "falta de hábito para ir a esos lugares". Sin embargo, asegura que la apertura de los museos y las ofertas que le presentan a los visitantes se han incentivado a través de diversas ofertas. "Y creo que esa es la tarea, tratar de captar al visitante. Y más en Rosario, que sí es una ciudad de museos", abunda.

No deja de resaltar que la ciudad tiene colecciones imperdibles: "Por ejemplo, la del Museo Castagnino es impresionante. Es la segunda a nivel nacional. Y después están las de arte contemporáneo del Macro, o el rico patrimonio del Estévez y del Museo Provincial Julio Marc. Para todos esos espacios es que funciona la carrera. Hay muy pocas escuelas de museología en el país y la nuestra está muy bien posicionada y bien referenciada", remata orgullosa Suiffet.

Inscripción. El cierre de inscripción para el ciclo lectivo 2013 de la carrera de conservador de museos es el viernes 22. Dirigirse a San Lorenzo 2233, 5º piso, de lunes a viernes de 18.30 a 22, escmuseologia@rosario.gov.ar, o al 4802544.

Comentarios