El Mundo
Viernes 21 de Octubre de 2016

Una campaña que hoy parece definida a favor de Hillary

Ya quedaron atrás tres debates electorales entre Hillary Clinton y Donald Trump y quedan apenas tres semanas para las elecciones presidenciales. ¿Podrá Clinton ponerse a elegir ya el mobiliario para la Casa Blanca? A continuación, algunas claves:

—¿Cómo es la situación después de los tres debates?

—Hillary Clinton se impuso en los tres duelos televisivos, según encuestas realizadas al término de los mismos. Después del último encuentro en Las Vegas, la preparación y estrategia de la candidata demócrata fue evaluada como ejemplar. "Clinton lo destrozó", escribió el portal Vox.com.

—¿Qué queda en limpio después del tercer debate?

—Sobre todo la frase en la que Trump apunta que todavía no puede decir si reconocerá el resultado electoral del 8 de noviembre. Esto es algo que nunca había pasado y para muchos estadounidenses es simplemente un escándalo. La opinión preponderante es que está bien luchar con fervor, pero que se debe reconocer la derrota cuando se pierde, especialmente si se trata de la Presidencia de Estados Unidos. Sería la primera vez que un candidato no reconoce su derrota en las elecciones presidenciales.

—¿Cómo influye esto en el resto de la campaña electoral?

—Es difícil de decir qué hará Trump ahora. Si insiste en la teoría del fraude electoral y en que las elecciones le fueron arrebatadas, podría dividir aún más las aguas. Pero también parece poco probable que cambie de rumbo. Todo apunta a que Trump no está preparado para afrontar una derrota, sino más bien que buscará destruir aquello que no pueda conseguir.

—¿En qué estado está la campaña actualmente?

—En todas las encuestas, Trump está por detrás de Clinton. El magnate, de 70 años, parece haber salido golpeado de todos los sitios donde fue, incluso en estados que son decisivos para definir los resultados electorales. Probablemente esto tuvo mucho que ver con el primer debate televisivo, que fue cuando gran parte del electorado pudo hacerse una primera imagen del candidato. Trump dejó ahí mucho que desear y no causó buena impresión.

—¿Entonces está prácticamente claro que Clinton será presidenta?

—Por el momento es difícil de determinar cómo seguirá la carrera electoral. Lo cierto es que aún hay lugar para sorpresas. Por ejemplo, nadie sabe si la plataforma Wikileaks podría llegar a dañar de alguna forma a la candidata demócrata, de 68 años. Incluso puede pasar que la candidata se enferme nuevamente o que tenga lugar un ataque terrorista. Todo puede pasar y todo impactaría en la campaña electoral.

—¿Qué pasará en las semanas que quedan hasta el 8 de noviembre?

—Clinton buscará por todos los medios llegar a puerto seguro. Está mejor organizada que Trump y tiene más dinero que él para la campaña. Por lo pronto, intentará no dar ningún paso en falso. En cambio, Trump apuntará a aumentar la pasión de su electorado, ya que con su táctica apenas puede ampliarlo. Ya ha dicho que Donald Trump nunca pierde.

Comentarios