Edición Impresa
Sábado 19 de Diciembre de 2009

Una buena salida laboral

"Las escuelas técnicas son siempre como una familia, pasamos casi todo el día juntos desde las 8.30 hasta las 16 y uno se siente muy cómodo aquí", reconoció Santiago Ledesma —el estudiante premiado—, con cierta nostalgia al pensar que en dos años culmina esta etapa. En la provincia existen sólo cinco técnicas con terminalidad en construcción, la Nº 467, de Corrientes 668, es la única que funciona en Rosario.

"Las escuelas técnicas son siempre como una familia, pasamos casi todo el día juntos desde las 8.30 hasta las 16 y uno se siente muy cómodo aquí", reconoció Santiago Ledesma —el estudiante premiado—, con cierta nostalgia al pensar que en dos años culmina esta etapa. En la provincia existen sólo cinco técnicas con terminalidad en construcción, la Nº 467, de Corrientes 668, es la única que funciona en Rosario.

Al finalizar el ciclo escolar, los alumnos obtienen el título de maestro mayor de obra, capacitados para dirigir la construcción de un edificio de hasta cuatro pisos, desde el inicio del proyecto hasta la ejecución de la obra.

Con el transcurso del tiempo, las técnicas fueron incorporando mayor cantidad de mujeres inscriptas. "Cuando comencé la escuela me sentía rara, éramos sólo cinco chicas en un curso de treinta varones. Pero hoy terminar mis estudios con diecinueve años y estar preparada para hacer este trabajo es una buena oportunidad", reconoció Antonella, una de las alumnas que también participó en las olimpíadas.

Esta técnica capacita para ingresar a carreras como ingeniería civil o arquitectura. También ofrece un postítulo de un año con especialización en hormigón armado o en obras viales. Con esta finalidad es que la escuela está construyendo un laboratorio de última tecnología.

Comentarios