Edición Impresa
Domingo 17 de Agosto de 2014

Una brasileña con apoyo rosarino

La ecologista Marina Silva, elegida por el Partido Socialista Brasileño (PSB) para reemplazar al fallecido líder Eduardo Campos como candidata presidencial, estuvo de visita en Rosario hace tres meses en una conferencia sobre desarrollo sostenible...

La ecologista Marina Silva, elegida por el Partido Socialista Brasileño (PSB) para reemplazar al fallecido líder Eduardo Campos como candidata presidencial, estuvo de visita en Rosario hace tres meses en una conferencia sobre desarrollo sostenible que dictó en el Centro de Estudios Municipales y Provinciales (Cemupro). Allí, se reunió con el concejal del Frente Progresista Miguel Angel Cappiello. “Es una de las principales líderes de Brasil y América latina. Sus reflexiones se basaron en 30 años de militancia socioambiental, en su larga experiencia en el Parlamento brasileño, donde fue senadora por 16 años, y en su exitosa experiencia como ministra de Medio Ambiente en Brasil, durante el primer gobierno de Lula”, señaló el edil. Y agregó: “Uno de sus mayores logros fue reducir la deforestación de la Amazonia en un 80 por ciento, evitando la emisión de 4 mil millones de toneladas de dióxido de carbono para la atmósfera”.

Asoma Berni

Para el kirchnerismo de paladar negro, Martín Insaurralde ya no forma parte del Frente para la Victoria. Fueron notificados de que cerró un acuerdo con Sergio Massa para liderar una fórmula como gobernador bonaerense en 2015. Así, dentro de la cúpula de La Cámpora y en diversos despachos oficiales proponen a Sergio Berni, secretario de Seguridad de la Nación, como candidato para encabezar una lista en esa provincia. Aseguran que representa la “filosofía” del núcleo duro del kirchnerismo. Un funcionario K lo sintetiza: “Necesitamos un candidato que no se encandile con las cámaras de Tinelli”.

El lado B de una encuesta

En el Club de Pescadores, de Capital Federal, el consultor Jaime Duran Barba dio una charla para la plana mayor del PRO. Allí exhibió una encuesta que ya ubicaba a Mauricio Macri un punto por encima de Daniel Scioli en las presidenciales. Eso ensanchó el pecho de varios de los presentes, hasta que el asesor  ecuatoriano comentó que si bien era positiva en lo inmediato, esa situación tenía un lado B: todavía quedaba más de un año de carrera y mantenerse arriba y superar incluso ese número era una tarea no fácil sino más complicada que el ascenso logrado.

Comentarios