La ciudad
Viernes 27 de Mayo de 2016

Una beba de 20 meses tiene graves quemaduras tras ingerir un ácido y pelea por su vida

El hecho ocurrió ayer en un dispensario municipal mientras su mamá estaba siendo atendida por una médica. La chiquita está con "pronóstico reservado" en el Hospìtal Español.

Una beba de 20 meses terminó con graves quemaduras dentro de su cuerpo tras ingerir un ácido que se usa con fines ginecológicos. Ocurrió en un consultorio de un dispensario municipal mientras su madre era atendida por una médica. La chiquita está ahora con "pronóstico reservado" en la terapia intensiva del Hospital Español, donde pelea por su vida. La Secretaría de Salud inició un sumario para determinar cómo la menor tuvo acceso al peligroso fluido que le generó lesiones en boca, estómago y esófago.
El gravísimo incidente ocurrió ayer en el dispensario Santa Teresita, en el Distrito Sudoeste de la ciudad. "El tema lo está investigando el área de legales, pero está claro que pasaron cosas que nunca deben pasar en un consultorio médico", admitió Fernando Bignoni, director del efector, en diálogo con La Capital.
Bignoni aludió a "la presencia de un bebé que ingresó a una sala de control ginecológico con su madre y en especial a la presencia de un producto, ácido tricloroacético, tóxico, que terminó estando al alcance de la niña".
Según la versión del director del dispensario, la beba bebió el ácido "mientras la médica le estaba efectuando un tratamiento ginecológico a la madre, tras analizar unos estudios de laboratorios".
"Mientras la médica y la madre estaban concentradas con el tratamiento la chiquita accedió al frasco y bebió el líquido. Ninguna de las dos lo advirtió hasta que la beba empezó a llorar", agregó.
Las lesiones generadas fueron muy graves. "Resultó con quemaduras severas en boca, estómago y esófago producto de lo corrosivo que es este ácido", precisó Bignoni.
De inmediato, las autoridades de la Secretaría de Salud abrieron un sumario para determinar las razones del incidente.

Comentarios