Edición Impresa
Sábado 20 de Julio de 2013

Una apertura para los de más de 50

Entre pañales y mamaderas, Patricia Oyola, se hace tiempo para leer y sobre todo escribir. Por eso siempre que puede se anota en talleres y espacios colectivos de aprendizajes. Cita entonces los ofrecidos en el Centro Cultural Cine Lumiére y en la Biblioteca Argentina. Cuando en 2011 la Universidad Abierta para Adultos Mayores abrió sus puertas, estuvo entre las primeras en inscribirse.

"Me gustó mucho la propuesta de esta universidad, es una apertura educacional para los que tenemos más de 50 años, y lamentablemente no pudimos hacer lo que queríamos en el plano universitario", advierte la joven abuela de 56 años. Y enseguida vuelve a hablar de los talleres, entre ellos el de radio, donde rescata que hicieron ficción, radioteatro y crónica. Además de uno audiovisual donde terminaron produciendo cortos.

Comentarios