Edición Impresa
Jueves 10 de Septiembre de 2015

Una actitud para resaltar

Pese a que hace bastante tiempo que dejó el cargo de ministro de Salud de la provincia, Miguel Cappiello se mantiene cerca de muchas asociaciones de pacientes.

Pese a que hace bastante tiempo que dejó el cargo de ministro de Salud de la provincia, Miguel Cappiello se mantiene cerca de muchas asociaciones de pacientes. No solamente está al tanto de sus necesidades y problemáticas, sino que además comparte muchas de sus actividades. Una relación que arrancó en su paso por el ministerio pero que, evidentemente, siguió alimentando después desde otros lugares. El domingo pasado se lo vio una vez más en la caminata de la Asociación Amor, junto a familiares y amigos. En tiempos en los que muchas veces parece que la política está lejos de las necesidades de la gente común, es una buena señal que un referente de la salud pública santafesina como Cappiello mantenga su compromiso más allá del cargo que ocupe.

Lo mejor está por venir

Un viejo conocedor de los entretelones de campaña lanzó una advertencia. “De acá hasta el 25 de octubre van a volar carpetazos en todas las direcciones”, dijo como si fuese lo más natural del mundo. Quizás por eso no se mostró sorprendido en absoluto por la sucesión de “revelaciones” que en los últimos días coparon los medios de comunicación. Los 21 millones que cobró Fernando Niembro; el contrato de más de un millón para el profesor Romero, integrante del programa Duro de Domar, y la denuncia por cobros de más de 30 millones de parte de Facundo de Vido, hijo del ministro de Planificación, parecen ser sólo el comienzo. “Todos reservan lo mejor para dos semanas antes de las elecciones”, vaticina sin emoción ni ansiedad. Habrá que darle crédito y tener paciencia, porque si se confirma su pronóstico, lo mejor está por venir.

Las quejas del periodista

Muchas cosas se dicen en torno al escándalo que tiene a Fernando Niembro como protagonista. Para Mauricio Macri es una campaña sucia del kirchnerismo, mientras que Lanata pidió que el PRO actúe rápido y lo baje de la lista de candidatos a diputados. Pero lo más llamativo fue lo de Oscar Gónzález Oro en Radio 10. “Estos hijos de puta no me quieren atender”, se quejó al aire al no obtener el testimonio de Niembro. Y después produjo un auténtico sincericidio: “Hice campaña para que Larreta sea candidato y lo apoyé en las  elecciones. Ahí sí me pedían todos los días una nota”. ¡Qué ingratos!

Comentarios