Policiales
Sábado 24 de Septiembre de 2016

Un valioso fusil Mauser en casa de sospechoso

Un joven de 18 años se entregó en la comisaría 11ª y dijo ser la persona a quien la policía buscaba por la muerte de Leonardo Sánchez, un joven asesinado en Lamadrid y Alice en mayo pasado.

Un joven de 18 años se entregó en la comisaría 11ª y dijo ser la persona a quien la policía buscaba por la muerte de Leonardo Sánchez, un joven asesinado en Lamadrid y Alice en mayo pasado. Al entregarse, Leandro P. no dio precisiones sobre por qué se presentaba espontáneamente. Una fuente allegada al caso sostuvo que "el hecho ronda el enfrentamiento de dos bandas de la zona y es posible que este pibe se haya visto acorralado".

Una vez detenido, personal de Homicidios de la PDI al mando del subcomisario Diego Sánchez fue hasta una casa de pasaje Tafí al 4000, donde vivía Leandro P. junto a sus hermanos y padres. Allí los efectivos hallaron un fusil Mauser con 155 proyectiles 7.65 y 7.62 y 13 municiones de revólver calibre 3.8 y cuatro celulares.

El fiscal Adrián Spelta ordenó que familiares de Leandro P. fueran a declarar como testigos del crimen ocurrido el lunes 16 de mayo pasadas las 22.30 en una emboscada. "Estaba con uno de los pibes, que quedó herido. Los tipos salieron de dos lugares distintos con metras y dispararon desde unos 50 metros. La idea era matar al que se les cruzara", explicó un testigo.

Un vecino contó entonces a este diario que la víctima "no se metía en nada, era un pibe sano, y lo mataron por tomar una gaseosa".

Comentarios